Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libros #10] El criadero, de Gustavo Abrebaya

2018-05-07 20:17 Me compré este libro en la caseta de la editorial PG en la feria del libro de Granada, donde a pesar de estar en esa situación en la que ya tengo más libros físicos y electrónicos de los que nunca podría leer, siempre hay alguno más que puede llamar la atención. Y este es novela negra, y se ve que estoy en esa fase.
El planteamiento inicial es interesante: pareja a la que el coche deja tirada en una carretera perdida, lugareños amistosos pero un tanto extraños, pueblo que se encuentra detrás de un vertedero. Y la mujer desaparece. Álvaro, cineasta de poco éxito, se pone a buscarla y se encuentra una extraña sociedad dominada por un cacique y donde, al parecer, hay unas extrañas cacerías.
Todo lo que he contado hasta ahora suena a tópico. Muy poco de lo que he contado hasta ahora es tópico de novela negra.
Normalmente, muchas novelas parten del tópico para darle alguna vuelta y acabar por sorprender al lector.
La novela negra también suele sorprender de muchas formas diferentes. Aunque siempre hay algo en la sociedad que el "detective" en sentido amplio quiere resolver, la resolución, la motivación del detective, la forma como el detective se redime y por supuesto la sorpresa en la resolución de toda la trama es lo que la hace interesante. Lo decía Dashiell Hammet, no hay nada que diferencie una novela de detective de serie B de una que tenga calidad literaria. Los tópicos, los temas, los personajes, son los mismos. Es la forma de expresarlos y la forma de engarzarlo todo lo que le da calidad.
Y el problema es que no hay nada de eso en esta novela, que para empezar ni siquiera es novela negra, sino una novela de horror urbano. No hay redención, no hay evolución del personaje o personajes ni conocimiento, no hay justicia.
Pero el final es lo que sorprende por absurdo. Cierra la trama principal en falso y ofrece una salida que ni es salida ni agrada por chocante, simplemente choca por chocante.
Lo que no quiere decir que como novela de horror no tenga sus buenos momentos. El ambiente está bien logrado, los personajes y diálogos, sobre todo los de los secundarios, dan realismo y qué menos se puede pedir a una novela de horror.
Bueno, se le puede pedir que no se venda como novela negra. Así que la salvamos del suspenso pero por muy poquito. Dos estrellas con seis.

[Libros #9] The Clown Service, de Guy Adams

2018-04-15 20:52 Este es del tipo de libros que empiezas a leerte sin razón aparente, y por supuesto sin ningún tipo de conocimiento ni idea previa de su calidad o su tema. Creo que simplemente me lo compré porque salía barato y estaba de oferta, y ya que me estaba comprando otra cosa, cayó también este.
Y la sorpresa es agradable. Aunque a veces falla en el tono, que oscila entre lo súper serio de la muerte y lo humorístico, con mucha relación extraña padre-hijo a lo John Le Carré del que, aparentemente, no he leído nada desde que estoy escribiendo en esta Atalaya, y ya hace años... Y por supuesto, mucha mezcla entre fantasía urbana y servicios secretos a lo Stross, del que sí he hablado repetidamente por aquí, aunque no tanto como debiera.
La historia comienza con un agente que inicialmente parece sólo torpe pero que eventualmente resulta ser víctima de estrés post-traumático (de ahí ese cambio de tono que a veces chirría: no sabes si echarte unos jajas o que de penica) que va destinado a una sección 36 compuesta por una sola persona y que se encarga de todo tipo de rollo sobre natural que afecte a los pagos gobernados por Su Majestad Británica. La historia comienza muchos años antes, durante la guerra fría, y continúa más o menos en el día de hoy, con algo que puede acabar con la humanidad toda, o si no, con la mejor parte de ella, la ciudad de Londres, lo que sería de muy mal gusto antes del Brexit y/o de que yo pueda ver Hamilton. Los personajes secundarios están bien dibujados, pero a veces un poco desperdiciados. Usan mucho del punto de vista de un personaje secundario y su dibujo bien perfilado, para cargártelo y no volver a verlo.
Así que no es perfecta. En general, cuando encuentra el tono, resulta eficaz y, sobre todo, está bien resuelta y es entretenida. Así que le daremos cuatro estrellitas, y apuntaremos al autor, Guy Adams, para futura referencia.

[Libros #8] El incendio de abril, de Miguel Torres

2018-03-23 21:17 Tercero de los libros "colombianos", tras Los Ejércitos, este libro habla de la noche en que empezó todo, el 9 de abril de 1948, día de el Bogotazo, la rebelión popular que siguió al asesinato de Gaitán, del que hablé en mi primera entrada del diario de Bogotá.
Gaitán era un aspirante a la presidencia, asesinado a tiros en plena calle, y una figura presente en la cotidianeidad colombiana, desde los billetes hasta los graffiti. Y la violencia que se generó tras su asesinato está en germen de toda la historia de Colombia, hasta hoy. No tengo todas las claves ni creo que nadie las tenga, pero la muerte de Gaitán evidenció las divisiones existentes y exacerbó las tensiones entre clases y partidos. Lo cierto es que al final del Bogotazo las calles estaban regadas de cadáveres y había surgido una nueva Colombia.
Esta novela tiene tres partes. En una primera parte, narra desde muchos puntos de vista diferentes, personas que van desde la diplomacia hasta las cárceles, qué es lo que ocurrió, con muchas facetas que te explican, desde diversos puntos de vista, qué es lo que ocurrió y cómo vivieron ese momento. En la segunda parte, una mujer busca a su marido en las calles y acaba encontrando muchas otras cosas. La última parte es muy de Buñuel, y describe a un grupo de personas de clase alta que se refugian en una casa abandonada.
Tiene muchos elementos en común con Los Ejércitos. Es otro descenso a los infiernos, aunque en este caso el infierno no es algo externo a los protagonistas ni algo que se abate sobre ellos; el infierno son ellos mismos, los unos para los otros, y en los diferentes puntos de vista resulta evidente que los que en unos casos persiguen desde otro punto de vista son perseguidos y al revés. Todos tienen su propia agenda, que empieza por la supervivencia pero termina en sitios muy diferentes.
Es una buena novela, y sobre todo el lenguaje y la forma de expresarse de cada uno de los personajes da una idea muy precisa de la cultura y de Colombia. También repite los lugares de la acción, y te vuelve a transportar allí, a la configuración de una ciudad. Interesante en cualquier caso, con un autor recién descubierto que merece la pena leer.

[Libros #7] Los ejércitos, de Evelio Rosero

2018-03-17 20:54 Oteé este libro antes de ir a Colombia como uno de los más representativos de la historia del país, uno de los siete libros para entender los 50 años de guerra en Colombia, que comenzaron con la muerte de Eliezer Guzmán, de la que hablé en mi diario santafereño.
Cuando hablas con personas que se hallan inmersas en la violencia, sea en Palestina, Sudáfrica o la misma Colombia te sorprende como la incorporan a su experiencia cotidiana, como acaba formando parte de su humor, de su rutina y hasta de su amor. Y cómo también, a la vez que quieren dejar atrás esa etapa, quieren que no se olvide para que no vuelva a ocurrir, pero una vez que has estado cincuenta años en guerra, la propia paz y la idea de la misma es polémica y acaba entrando a formar parte de la política. Colombia rechazó el acuerdo de paz, y al habla con las personas que allí conocí, había tantas a favor del acuerdo como en contra. Se podían entender unas y otras posturas, pero quizás la primera conclusión es que, interiorizado el estado de guerra e incorporado al imaginario como un elemento más, la paz significa cambio y no siempre el cambio es para bien. De hecho, el estado de paz actual también incluye ataques a convoyes militares con varios muertos, con lo que todo, la violencia como la paz, es relativa.
Pero viene todo esto a cuento de este libro. Evelio Rosero es un autor con varias novelas que reflejan lo retorcido de la vida cotidiana y las personalidades patológicas que se suelen admitir, sin mucha reflexión, en los barrios y ciudades. En este, además, incorpora el estado de guerra. San José, una localidad imaginaria donde vive el protagonista, Ismael, un anciano voyeur cuya mujer desaparece tras el ataque de un "ejército" de entre los muchos que pululaban por Colombia en esa época: paramilitares, narcos, guerrilla, ejército, policía... Una persona que va contemplando, también como voyeur, el descenso a los infiernos del pueblo, con escenas progresivamente dantescas en las que Ismael va perdiendo la esperanza de volver a encontrar a Otilia, su mujer, también anciana, con vida y donde la única esperanza es la de evitar convertirse, también, en uno de los demonios que atormentan al resto de los inquilinos de ese infierno.
El libro es absolutamente demoledor, y también extraordinario. El personaje principal roza la redención, para volver eventualmente a caer a un círculo inferior. Al final, no entiendes demasiado, pero a la vez comprendes bastantes cosas. Un libro, por tanto, verdaderamente recomendable.
Que será seguido por otro libro que trata del evento que comenzó todo: El Bogotazo. Algo de lo que oyes hablar, día sí y día no, en Bogotá, porque también, entre otras cosas, alteró el paisaje urbano. En breve en este blog.

[Libro #6] Bogotá 39, nuevas voces de ficción latinoamericanas

2018-03-11 14:20 Me compré esto para mi viaje a Bogotá, con la intención de leerlo en el avión, intención vana y fallida, porque acabé viendo una peli sobre un tren y Kenneth Branagh poniendo caras, y en la propia ciudad, de a poquito todos los días, cosa que sí conseguí, aunque lo he terminado a la vuelta.
Realmente, el libro no tiene nada que ver con la ciudad. Es una colección de relatos y fragmentos de novelas de escritores latinos jóvenes, por debajo de los 39. No tiene que ver con la calle 39, ni la carrera 39, que de las dos hay, ni con el distrito 39, que no hay, aunque sí distritos T y G. Y sobre todo el Transmilenio. El transmilenio es fundamental en la imaginería del santafereño o rolo, tanto como las arepas o Monserrate.
Pero nada de eso hay en el libro. Hay varios autores colombianos, como los hay de México y de todos sitios. La más interesante es Samantha Schweblin, que con un cuento corto pero absolutamente demoledor se sitúa bastante por encima del resto de los autores que, sin embargo, presentan un buen panorama de ficción urbana, con algún toque de realismo mágico, pero que se aleja de la literatura de poncho y narcotráfico que, a priori, podíamos suponer como estereotipo. Hay toques de Rulfo, de García Márquez, pero son historias cotidianas, cosmopolitas, bien narradas.
El único problema es que en muchos casos se trata de fragmentos de novelas, pedazos que quedan cojos y deslavazados y con lo que poco se puede adivinar sobre cómo un autor crea una historia. Quizás todos sean más novelistas que relatistas, pero aún así, crear un recopilatorio de esta forma deja un poco de mal sabor de boca. Los personajes no acaban de dibujarse, la historia no acaba de terminar.
Aún así, un teaser original y bien curado para un conjunto de autores prometedores. Para leerlo y decir "yo ya los leía cuando no eran famosos".

Se comenta en...

  • Anónimo en Alemania - Guía Total Anaya Touring
  • Anónimo en C´mon Eileen
  • Anónimo en La primera guerra del copyright
  • Anónimo en Marte Rojo, de Kim Stanley Robinson
  • seoexpert en Blogging in the street
  • seoexpert en Blogging in the street
  • Anónimo en La primera guerra del copyright
  • adilkhatri en Blogging in the street
  • Anónimo en [Cómic #8] Logicomix: An Epic Search for Truth Apostolos Doxiadis and Christos H. Papadimitriou
  • Anónimo en Harry Potter y los curiosos encantamientos
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia