Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #4] Con el agua al cuello, de Petros Màrkaris

2018-02-06 20:20 Me gusta Márkaris. Aparte de que estuvo por aquí por Granada y pude hablar con él personalmente y percibir su humanidad, sabe trasladar el alma mediterránea a sus libros. Se desarrollan en Grecia, pero no hay en ellos nada que nos resulte extraño: los politicastros, la falta de confianza de la gente en ellos, empezando por los subordinados, las inquinas e intrigas de unos funcionarios, los problemas económicos traídos por la crisis, las familias, las relaciones entre los padres y los hijos... Y por supuesto, el tema principal de esta novela: el dinero y cómo fluye en una dirección, pero no tanto en la otra.
Decía el gran Pedro Jorge en su primer podcast de la serie "Hoy me gusta" que las novelas de detectives tratan de reflejar la búsqueda del investigador de los culpables de un crimen con el objetivo de volver al orden establecido. Sin embargo, en las novelas de esta trilogía del desastre, el orden tradicional se ha subvertido en Grecia, la crisis ha afectado a todo el mundo y continuamente la actividad de Jaritos refleja esta ruptura del orden: tiene que ahorrar gasolina, buscar ofertas para poder comer con cierta alegría, pensar en su pensión o en si su hija encontrará trabajo. Y, en general, el asesino o asesinos tienen el papel contrario: tratan de buscar a los culpables de la subversión de este orden y, convirtiéndose en verdugos, eliminarlos. Siempre los asesinos tienen un mensaje, que además tratan de hacer llegar a la sociedad de diferentes formas, a través de la prensa o difundiéndolo de cualquier otra forma. En este caso, los banqueros son no tanto culpables de la crisis sino culpables de conducir a muchas personas más allá de la desesperación con sucias maniobras y amenazas.
En ese sentido, Kostas Jaritos investiga no porque tenga una motivación especial para restablecer la justicia en el mundo. Lo hace porque es funcionario, porque el jefe le presiona, y además le quiere dar en las narices al jefe de la brigada antiterrorista, que dice desde el principio que se trata de terrorismo y además quiere eventualmente ascender a costa del propio Kostas.
Pausa para asimilar el mal chiste

Zisis, el gran secundario y amigo de Kostas, deja bien claro que si se encontrara con el asesino, le plantaría dos besos en las mejillas. Los personajes que resultan ejecutados son antipáticos, arrogantes, abusones. De buena gana, Kostas haría lo mismo, encontrándolo no sólo para pasárselo al juez de instrucción, sino simplemente por una curiosidad malsana de acabar lo empezado y de hacer lo que corresponde.
Por eso y por los refranes, magistralmente traducidos por quien quiera que los traduzca, merece la pena leer a Màrkaris. Sin embargo, este libro tiene un par de defectos. Primero, la estructura resulta demasiado similar a la de los otros; aquí la fórmula que sigue resulta un poco más evidente. Se le perdona, porque al fin y al cabo todos los americanos tiran de fórmula y nadie les dice nada. Pero el fallo un poco más grave es la motivación del asesino. Resulta bastante poco plausible, lo que contradice también uno de los estándares de la novela negra: tienes que averiguar quién es el asesino a través de sus motivos. En este caso, y espero que esto no destroce la novela, choca y hace que uno se tenga que esforzar en suspender la incredulidad.
Con todo y con eso, una novela notable e interesante que seguro que disfrutarás. Incluyendo las apariciones de la Roja y de marcas de coches españolas.

[Libro #3] En Taormina, en invierno

2018-01-28 13:50 Estar en Conil, en verano, pensando en Taormina, en invierno, puede ser fruto de ese afán humano por estar siempre en otro lugar, preferiblemente en un lugar en el pasado que siempre, por definición, fue mejor. Estuve en Taormina en el verano de 2012, aunque es difícil de deducir por esta foto, una de las pocas de las que tengo publicadas que no es estrictamente de los salones de la conferencia en la que estuve. Los lugares de esta novela me resultan familiares. Catania, Taormina, esa carretera que baja a la estación del tren... Los chats, los carabineros, el ambiente decadente, la vieja nobleza...
Todo atractivo y además en un pequeño formato que se podría leer fácilmente, solo que no es así. Aparte de la edición un tanto descuidada, con errores tipográficos y demás, el relato está deslavazado, con múltiples personajes que aparecen y desaparecen, motivaciones poco claras, y muchos viajes entre Catania y Taormina y de vuelta, con un final que no resulta demasiado sorprendente y que, realmente, ha perdido todo interés. Hay elementos del relato que no se sabe muy bien qué hacen ahí: Los chats con la persona anónima, por ejemplo, ni revelan, ni crean tensión, ni nada. Cuando al final se revela quién es la persona anónima ni da un vuelco a la trama ni la hace avanzar por ningún lado.
No había leído nada del autor, y no sé si es su mejor o su peor obra. Supongo que tendrá un agente lo suficientemente bueno como para conseguirle traducciones al español, pero sin rechazarlo totalmente para los restos, tendría que ser convencido con argumentos de pesos para poder leer algo más de él.

[Libro #2] The Time Traveller, Smith: Volume 1

2018-01-21 18:20 No sé muy bien cómo acabó este libro electrónico en la app de mi móvil, pero empecé a leerlo en las circunstancias habituales para este tipo de cosas, cuando no tenía ninguna otra cosa a meno. Supongo que me atrajo el ambiente steampunk y el planteamiento, o también el hecho de que posiblemente estuviera gratis en Amazon en ese momento, pero a saber.
Es una novela corta en la que el protagonista, que tiene ese oficio tan steampunk de arreglar relojes y que además vive en el mismo Londres victoriano, se ve transportado tras una catástrofe a un mundo postapocalíptico con una especie de Morlocks, una heroína llamada K que es americana y los dos juntos van a salvar el mundo.
Esta novela corta tiene prácticamente todas las mimbres de un relato steampunk; tiene algunos elementos originales, como el enviado de una República Protestante-Musulmana de Texas, y unos personajes curiosos; el ambiente está bien logrado, y el lenguaje también. En resumen, es una pieza perfectamente válida del engranaje steampunk que no va a abrir nuevos caminos, pero que cumple su función.

[Libro #1] The Kept Woman, de Karin Slaughter

2018-01-17 20:15 Año nuevo, autora nueva. Es mi primer libro de Karin Slaughter, una autora de policíacos americana que cambia las metrópolis habituales, Nueva York o Los Angeles, por la ciudad de Atlanta.
Es una autora relativamente reciente, y además tiene, como suele ser habitual y manda la industria, tener los libros agrupados en series. Y esta, precisamente, es la última obra de la serie de Will Trent.
La estructura narrativa tampoco es la habitual en los policíacos, que suelen usar el punto de vista del investigador para que el lector tenga más o menos la misma información que el investigador, lo que hace que el susodicho lector se haga cábalas sobre si lo ha hecho este o el otro, cábalas que te suelen llevar por diferentes arenques rojos hasta que la autora, en este caso, te hace ver que las cosas no tienen nada que ver con la película que te has montado y que eres un lerdo, chaval.
Aunque tiene una entrada en la que no se revelan los personajes ni el punto de vista y en la que suceden, en si, parte de los hechos que luego se van a investigar, la historia comienza con el hallazgo de un cadáver, Dale Harding, un policía corrupto y arreglador de una empresa de gestión de deportistas. Sara Linton, médico forense, Amanda, Faith Mitchell, los diferentes policías del Georgia Bureau of Investigation se ponen a ello.
La novela es extensa, y lo que la sostiene es la literatura, no tanto la investigación, peleas y persecuciones. Las relaciones complejas entre los personajes, los conflictos internos que les provoca la investigación y los diferentes descubrimientos, la evolución de los personajes y sus relaciones, son más propios de una novela literaria que de una novela de género. Al final de la historia queda la brutalidad de la violencia de género, pero también la solidez de unos personajes que nunca son malignos ni bondadosos, sino seres de carne y hueso con sus buenas acciones y sus malas elecciones; la solución del caso importa más por el apego que uno le acaba teniendo a los personajes que por el caso en sí.
Pero el policial también aparece en la genialidad de las soluciones de la trama, que hay un momento que sorprende por lo ingenioso y retorcido. Pero no se presenta ese ingenio como fruto, o quizás causa, de la maldad intrínseca al personaje. Al contrario, es una cualidad redentora que salva al personaje. Y todo esto he tratado de contarlo sin espoilers.
Era un libro que tenía mi hija Elena para leer y que hemos leyendo a la vez; además, por ahí tiene todos los demás, así que habrá que seguir conociendo las andanzas de Sara Linton, Will Trent y el resto de la peña georgiana.

[Libro #31] Desayuno de campeones, de Kurt Vonnegut

2018-01-04 09:12 Y con este libro damos por finalizado el año 2017, que ha traído exactamente la misma cantidad de libros que el año anterior, 31. Como propósito de año nuevo, leerme el año que viene 32 libros. Venga, 33, vamos a tirar la casa por la ventana.
Este libro lo tenía en el Kindle del móvil desde hace tiempo y empecé a leerlo en uno de esos ratos que no tienes a mano más lectura que la que hay en ese aparato. Estaría Twitter especialmente aburrido o algo, pero es que Kurt Vonnegut tiene una manera de meterte en faena única, colocándote a los dos protagonistas, uno de ellos Kilgore Trout, el autor de novelas de ciencia ficción que aparece en otras novelas de Vonnegut y que es un trasunto de él mismo, en un curso de colisión. Pero es que él mismo aparece también en la novela, que es una reflexión sobre la creación en la literatura y sobre la predestinación. En general, el guión es simple y directo. Dwayne Johnson, un ricachón, se está volviendo loco. A la vez, invitan a Kilgore Trout a un festival de las artes más o menos en las inmediaciones de donde se encuentra Dwayne Johnson. Vamos siguiendo a uno y a otro, a los personajes secundarios, a las explicaciones piyayas del autor que dibuja, estilo El Principito, lo que se le va ocurriendo, y te explica por qué se usa "Etcétera" y te lo pinta y todo. Es a la vez una novela y una deconstrucción de la misma, una confesión del autor y una reflexión política sobre la guerra de Vietnam, el racismo y la literatura. En general, una mezcla interesante en una novela que no llega a ser ciencia ficción, pero que introduce, como cuentos escritos por Kilgore Trout, montones de temas de ciencia ficción de serie B o Z.
La traducción es latinoamericana, así que hay algún "tacho" de basura y similar. Nada que se interponga en tu camino de disfrutar de la lectura, que es totalmente aconsejable.

Se comenta en...

  • kite en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • kiyahi en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • Term Paper Writing en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • kiyahi en La internet invisible
  • kiyahi en La internet invisible
  • جستجوی وکیل en La internet invisible
  • قیمت طراحی سایت en La internet invisible
  • Manhattan Capital en La internet invisible
  • Car Title Loans en La internet invisible
  • fat burner pills en La internet invisible
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia