Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #30] Stoner, de John Williams

2014-11-26 21:11 Este libro, préstamo de Esteban de nuevo, es la histora de una vida académica, la de un William Stoner, en una universidad del medio oeste americano.
No hay más. El otro día Berta García de la Vega decía que no hay novelas académicas en España. No es que conozca todas las novelas que se han escrito, pero sí debe haber alguna. Ninguna con suficiente notoriedad, porque en realidad la vida académica no es nada del otro jueves. Es una vida de rutina, pequeñas alegrías y grandes miserias, propias y ajenas. Miserias de las que está rodeado el protagonista que, en realidad, usa su vida académica como un refugio al que amarrarse, como lo único que le proporciona alegría, la respuesta positiva y entusiasta de un alumno, la brillantez de un trabajo, el elogio inesperado de un desconocido. Y no hay más.
El libro, sin centrarse en un episodio determinado, concentra años en capítulos y va narrando, en tercera persona, lo que va aconteciendo y pasando por la cabeza de Will el profe. Y es curioso que, salvo en una ocasión, los personajes que se salvan son los alumnos.
Al final, es una novela que vale, sobre todo, si encuentras acomodo o sientes empatía por alguno de los personajes. El gris profesor es también un trasunto del gris empleado o, para el caso, del gris soldado o agrimensor. Pero quizás ese color (o quizás ausencia del mismo, sea una persona sin color) es su verdadera identidad y la de tanta gente que, como él, pasa por la vida amando poco y siendo amado un poco más, gozando menos todavía y dejando una huella que ni siquiera, como en el caso de Stoner, va a ir cubriéndose de polvo en una biblioteca olvidada de una universidad olvidada. Si no lo encuentras, es una novela que tarda en empezar, que cuestra trabajo tragar por la falta de tensión y de conflicto y en la que uno se puede sentir tentado de abandonar. Si no lo hace, tendrá una cierta recompensa, la que tuvo Stoner por seguir, a pesar de todo, su camino. Pero si lo dejas por el camino, como algún personaje, nadie te lo va a reprochar. Ni yo voy a reprochárselo a Esteban, a quien le agradezco el préstamo.

[Libro #29] Ancillary Justice, de Ann Leckie

2014-11-19 19:50 Realmente, quería que me gustara este libro, porque sólo he leído recomendaciones y críticas positivas y, aunque lo de "una vuelta de tuerca del género de la space opera" es siempre para echarse a temblar, a veces da buenos resultados y, realmente, es un género que necesita una vuelta de tuerca o dos.
No le faltan ideas originales; la principal, el que la protagonista sea una inteligencia artificial, la de una nave que anda buscando algo y que se encuentra, desde el principio, con la que fue capitana de, bueno, de ella, y andaba ahora metida en la droga, cosa muy mala seas capitana o no, y toda nave buena debe actuar de buena samaritana y llevarse a sus capitanas que andan en la droga. Todo femenino, porque el Radch, el imperio en el que se desarrolla la serie, sólo está habitado por mujeres que a su vez están agrupadas en familias y gobernadas por Anaander Mianaai, Lord of the Radch pero también un montón de cuerpos, clones que, a su vez, se comunican entre sí, aunque también se guardan algún secretillo.
En el secretillo y en la comunicación está la clave del libro que, por otra parte, corresponde a la rutina clásica del McGuffin saltando de espaciopuerto en espaciopuerto con la ex-capitana ex-drogata. No hay mucho más. Es una historia correcta, y, eso sí, ¡el principio de una trilogía! Toda Space Opera que se precie debe comenzar, o seguir, o terminar una trilogía, trilogía que para mi se va a quedar en unología porque el siguiente episodio no me interesa lo más mínimo.

[Libro 27] La vuelta a Europa en avión, de Manuel Chaves Nogales

2014-11-17 20:45 Me compré este libro recomendado por Luis F. Rull y Esteban, aunque tratándose de un libro de viajes y de un periodista español y del país de los soviets, tampoco había que darle muchas más vueltas.
No se trata de la historia de Tintín. El periodista va arropado por el régimen, como no podía ser de otra forma, y transita en una Rusia que acaba de salir de la guerra civil y en la que la momia de Lenin todavía huele a formol. Trotski todavía tiene piolets en la cabeza por debajo de sus posibilidades y anda por Siberia, exiliado interiormente y liándola como oposición en vías de desaparición cual foto de la familia de McFly en "Regreso al futuro". Aunque en este caso, ningún baile lo libraría.
Este es el principal interés del libro: Chaves observa, con cierta simpatía, la revolución soviética y concluye, por un lado, que no tiene vuelta atrás (y no la tendría en los próximos 60 años) y por otro lado que, realmente, los obreros de París, Londres o Berlín están mejor, objetivamente, que los obreros ensalzados por un régimen que los convierte en soberanos, de lo que, por cierto, también da pruebas suficientes en su libro.
Chaves Nogales se encuentra con figuras curiosas en ese periplo, españoles ya en el exilio y muchos aterrizajes entre patatales, que la aviación ya no es lo qeu era y en aquella época se aterrizaba, aparentemente, una vez de cada dos de aquella manera, aunque sin mayores consecuencias.
La Alemania del libro, previa al ascenso de los nazis y más o menos simultánea al tostón del Time for Gifts, la Francia de mujeres que son muy diferentes de las españolas de aquella época de la dictadura de Primo de Rivera, la nostalgia de la época de los viajes en los que la vuelta no estaba garantizada y en la que se cablegrafiaban las crónicas o se mandaban con correo a mula, en fin, todo un clásico periodístico y de la literatura de viajes cuya presentación agradezco tanto a Luis como a Esteban.

[Libro #28] La librería quemada, de Sergio Galarza

2014-11-02 10:50
Acabo de leer este libro, que me envió Candaya y me ha quedado una sensación de desolación. Es un libro que, como las leyendas africanas, tiene un final abierto. Y los finales abiertos son un reto. No se trata tanto de averiguar qué pasará, porque nada va a pasar, el libro ha terminado y se ha quedado donde pone "se terminó de imprimir en algún punto del Maresme catalán". Lo que hacen los finales abiertos es que te tiran ahí, en medio de los personajes, te meten en la piel de uno de ellos, el que prefieras, el que más rabia te dé, ¿qué harías en su lugar?
Por eso la novela inconclusa tiene una conclusión totalmente satisfactoria, al sumergirte, poco a poco, en el mundo de los libreros, dependientes de una librería que es el trasunto literario de la Casa del Libro, en una esquina de la Gran vía, a la que he ido muchas veces y siempre he vagado por estanterías buscando algo, hojeando mucho y mirando muchas manchetas y contraportadas para al final gastarme siempre más de lo que pretendía. No guardo del recuerdo de esas incursiones ningún recuerdo de la existencia de tales libreros, pero evidentemente estaban ahí, tratando de ganarse la vida, vidas que el autor nos expone sin pudor; en general, vidas que no llevan a ningún lado por haber llegado allí, a esa librería, una librería que es como el infierno de Dante, cada planta un círculo del infierno más profundo, hasta llegar a la planta donde se sitúan los libros de autoayuda que es donde acaban los que no admiten ningún tipo de ayuda, ni auto ni hetero.
El libro es crudo, descarnado, a veces iterativo, pero nos ayuda a ver los vínculos entre las diversas vidas destrozadas de esas personas que son como nosotros y que, sin embargo, por ser dependientes y por ello depender de nosotros, los turistas y clientes, a veces maltratamos o simplemente les exigimos. Tampoco eso una historia moral: los dependientes están en el infierno y los clientes, junto con los jefes y sin olvidar a los propios compañeros son parte de ese tormento que hay que sufrir eternamente. A partir de ahí el título es perfectamente explicable: una librería quemada, de dependientes quemados, que venden libros de autores quemados y que finalmente.
Una novela interesante, en resumen. Cómprenla y léanla.

[Libro #26] To rise again at a decent hour, de Joshua Ferris

2014-10-19 09:28 Parece que voy finalmente pillando el ritmo de lectura, aunque sea a estas horas del año y, va un espóiler delantero, con libros que no me acaban de convencer.
Leí el primero del autor, Joshua Ferris, un libro llamado The Unnamed, por equivocación, porque el que yo andaba buscando es el que sí se hizo famoso, Then we came to the End. Y me decepcionó. De este no puedo poner la misma excusa: lo he buscado conscientemente, por estar en la lista corta del Man Booker y porque a priori, la historia de un dentista que se ve, por vía de una suplantación de personalidad, involucrado con un curioso culto ancestral, me llamó la atención.
Porque a priori la historia puede dar mucho juego. Un dentista con tendencias obsesivo-compulsivas y cierta obsesión religiosa, o quizás espiritual, se entera por vía de una ex-novia, que trabaja para él, que alguien ha creado una página web con el nombre de su clínica. En la página web hace referencia a un pueblo maldito llamado los amalekitas, al que al parecer pertenece; ese pueblo tiene una religión basada en la duda más que en la creencia, como otros pueblos.
A través de ese suplantador empieza a ser reconocido como una especie de líder de ese culto, lo que, de forma no muy sorprendente, le cambia la vida.
Pero el libro tiene su lado bueno. La descripción minuciosa y obsesiva de tareas cotidianas, a las que dedica páginas enteras, incluyendo su significado metafísico, la observación de los personajes en la clínica, de las trabajadoras de la clínica, las novias del protagonista, todos los personajes saltan de la página, aunque sólo aparezcan en ella breve y fugazmente.
Pero quizás ese es el problema. El libro se pierde en los detalles para una trama muy débil y sin ningún tipo de resolución. Toda la historia del culto se acaba deshaciendo en la de una serie de personajes sin que acabe de cuajar en nada. La historia lateral de la verdadera religión del protagonista, los Red Sox, también termina sin una verdadera ligazón con el resto de la trama.
Por el camino quedan una serie de reflexiones sobre qué es realmente una religión, las creencias y la estructura, que no significado, que dan a la vida y la propuesta de un nuevo tipo de religión. Pero, en resumen, una historia bastante decepcionante, que si no hubiera tenido tantas recomendaciones me podría haber parecido simplemente entretenida.

Se comenta en...

  • JJ en [Cómic #6] El arte de volar, de Altarriba y Kim
  • Palimp en [Cómic #6] El arte de volar, de Altarriba y Kim
  • fernand0 en [Cómic #6] El arte de volar, de Altarriba y Kim
  • JJ en [Libro #18] A darkness more than night, de Michael Connelly
  • Esteban en [Libro #18] A darkness more than night, de Michael Connelly
  • Esteban en [Libro #18] A darkness more than night, de Michael Connelly
  • yhoysi en [Libro] Cuentos de otro mundo, de Ángel Olgoso
  • Tasksjye en Compartir una impresora en linux usando CUPS
  • santi en How-NOT-to Actualizar ubuntu a la ultimísima versión
  • José Antonio en How-NOT-to Actualizar ubuntu a la ultimísima versión
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia