Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #1] Wild Marjoram, de N. R. Grabe

2017-01-07 20:43 Este libro es gratis. También se supone que es una historia dieselpunk, una cosa raruna que nunca ha llegado a despegar pero por la que siento cierta curiosidad. Las máquinas de vapor y las máscaras antigás sólo llegan hasta donde llegan, así que donde se ponga un buen Spitfire... Spitfire con una bastante incongruente escarapela de la Real Fuerza Aérea Canadiense que me hace preguntarme de dónde diablos ha salido, porque no tiene nada que ver con el contenido. De hecho, la portada parece ser una de las partes del libro donde han puesto un mayor esfuerzo. Por tener el libro, tiene hasta faltas de ortografía y un mogollón de personajes con relaciones entre sí que son un verdadero lío, una historia en la que parece que lo importante es montarse en un Spitfire y bombardear una Nueva York que está invadida por los nazis, y cuando ocurre, bueno, pues ocurre, pero no pasa mucho más. Hay marcianos, una especie de androides a los que primero le llaman Golem y luego Slates pero que resultan ser no se sabe muy bien qué, unas pastillas de diferentes colores que tampoco tengo muy claro de qué van, y al final un embrollo muy grande, con muchas ideas lanzadas sin mucho ton ni son, y que quizás si le hubieran pasado un corrector ortográfico y lo hubieran repasado un poco habría acabado en algo medianamente interesante. Pero tal como está, no aconsejo que os lo pilléis ni por lo que cuesta: nada.
Y sé que es un mal comienzo del año, pero es lo que hay. Lo tenía en el móvil, tuve un momento de debilidad, y así cayó. Qué se le va a hacer.

[Libro #30] Champagne complex, de Leslie Stevens

2017-01-03 20:31 Otra obra de teatro más de Escelicer, y otra más de un autor, Leslie Stevens, más conocido por ser el creador de la serie "Los límites de la realidad" que por otras obras de teatro, convertidas o no en películas, aunque mirando en IMDB resulta que fue guionista nada menos que del inefable McCloud.
Sea como fuere, se trata en este caso de una comedia ligera en la que una chica a punto de casarse, cuando bebe un poco, le da por liarla y desnudarse, lo que ahora que lo pienso me recuerda la peli Cita a ciegas. Como toda obra teatral, tiene pocos personajes: la chica, su novio y el tercero en discordia, el tío del novio, que resulta ser un psiquiatra de mediana edad, soltero, al que le gusta la francachela y que, aunque no sea por el seguro, está dispuesto a tratar ese pequeño trastorno y lo que encarte.
El psicoanálisis consiguiente acaba siendo divertido y la resolución tiene su gracia. Es, en resumen, una obra de teatro que resultaría agradable de ver y entretenida de leer.
Y que, a pesar de no ser la última, cierra las reseñas del año 2016. 32 libros, que no son muchos, pero este año no he incluido novelas gráficas y además, ha ocurrido Netflix. Así que tampoco está mal.

[Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat

2016-12-31 19:10 Una obra de teatro bastante olvidada, titulada originalmente "Meet a Body", pero que se convirtió en una peli llamada The Green Man, pero que, como en el caso anterior, revive y sigue representándose gracias, posiblemente, a esta edición de Escelicer que tengo en mis manos.
Esta obra es una comedia de enredo en la que un vendedor de aspiradoras entra, por equivocación, en una casa, y encuentra un cadáver, que luego desaparece. Como todo vendedor de aspiradoras que se precie y por obra y gracia de la evanescencia del cadáver, se las tiene que apañar para encontrar al asesino y, de camino y si es posible, evitar otro crimen. Y encontrar el amor. Todo en tres actos y con un elenco de lujo, que en el estreno en España incluía a Julia Gutiérrez Caba y a Manuel Dicenta.
Una comedia bastante entretenida, que resuelve bien a los personajes y refleja una curiosa sociedad, la del Reino Unido de los 50. Para pasar un buen rato.

[Libro #32] El caso de la señora estupenda, de Miguel Mihura.

2016-12-31 18:45 Hace unos cuantos años, la Editorial Escelicer editó una colección bastante completa de teatro, con diferentes colores que representaban a cada autor, y a unos precios súper populares con el objetivo de que se usaran para teatro aficionado y que cada miembro del reparto tuviera una, o posiblemente varias, copias, porque con la encuadernación y el papel que tienen era poco probable que sobrevivieran una temporada. Yo me hice con un montón de ellos a lo largo de los 70 y posiblemente 80, y andan por mi casa familiar, amarilleando y volviéndose frágiles, formando un estrato en una pila de libros no leídos.
Pero al final, en un momento determinado en el que uno está de humor, acaban leyéndose. Y son una delicia, un verdadero entremés, como este del injustamente olvidado Miguel Mihura, un genio de las letras que, en esta era de series petardas y realities incombustibles, merecería producciones actualizadas y un canal temático para él solo. De lo primero hay, hace un par de veranos vi Milagro en la Casa de los López en los veranos de la villa y disfruté como un enano. Y ésta, El caso de la señora estupenda, una obra de los 50 también agradablemente absurda.
Todo se desarrolla en una habitación de un hotel en un país balcánico al borde de la guerra, donde llegan unos recién casados huyendo de otro país. Debido a la guerra, en la habitación también vive Carlos, y por la habitación va desfilando también Susana, la novia del recién casado, la madre y tía de estas, policías, empleados del hotel... todo un elenco que convierten lo extremo en cotidiano y lo cotidiano en absurdo. Y, mientras tanto, la guerra, una guerra de Gila, y, como tal, un alegato de paz.
En resumen, una gran obra para leer, que posiblemente se disfrutaría mucho más si se viera en una escena. A falta de eso, te la puedes ver en el archivo de RTVE, donde se produjo en 1989.

[Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo

2016-12-18 11:26 Los lectores habituales de esta Atalaya devenida bitácora de reseñas literarias, los tres, se estarán preguntando, "¿Qué es esto? Un bestseller. ¿Dónde ha quedado el malditismo? Esta Atalaya ya no es lo que era. Tú antes molabas". O algo así. Leer libros que no ha leído absolutamente nadie es lo que mola, y en mi "The Pila" tengo montones donde elegir. Incluso libros que han leído algunos. Pero era joven, fui a la FNAC del centro comercial Nevada y qué queréis, caí. Tenía una portada negra. Era un policial. Los policiales con portada negra molan.
No cometáis el mismo error. Esa es mi conclusión casi-libre-de-escabeche.
Pero no os quedéis con mi palabra. Os voy a poner aquí abajo algunas de las razones, diálogos extraidos del libro y que he ido marcando, sin ningún orden en particular:

(en una escena de un crimen)
... le había regalado un carísimo frasquito de aquel perfume, que apenas se había puesto un par de veces; a James le gustaba, pero a ella las mareantes notas de sándalo le resultaban empalagosas ...


(hablando con expertos)
¿ustedes podrían realizar un análisis de ADN, por ejemplo, de una muestra mineral, animal o humana?

(énfasis mío)

al Bear Observatory of the Pyrennes

(énfasis mío. Esto es de la 36ª edición)

Sí, Aínsa tuvo que tener gran relevandia en el medievo, sobre todo por su estratégica situación, un lugar privilegiado, entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones..

(parques todos ellos establecidos por Enrique de Trastámara, y que eran la clave para el control del lucrativo turismo de naturaleza que se practicaba en aquella época; dato, por otra parte, fundamental para establecer quién es el asesino).

Empecé por una Bultaco Mercurio y una Montesa Impala 175 sport, y desde entonces he restaurado cuatro con ésta, que es una Ossa 175 sport

(donde la prota se encuentra con un personaje de "Empeños a lo bestia", al parecer)

Posó la mirada en las llamas que bailaban lamiendo un tronco y cuando James le tendió la taza de humeante infusión supo que había perdido unos minutos en el hipnótico calor del fuego

(donde deseas que la prota no estuviera apuntada a Netflix y cayera de repente en el programa "Troncos ardiendo" porque te llena dos párrafos del tirón. Y donde te das cuenta que se perdió la clase del taller de escritura donde dicen que se deben evitar los epítetos).

El negó, descubriendo ante Amaia todo el saber que escondía bajo la apariencia del joven subinspector que era

(sigue una perorata de una página, incluyendo frases como "... y fueron obsesos medio enfermos como el inquisidor de Bayona, Pier de Lancré... ", que, además, está mal escrito, una vez más, 36ª edición)

Y ya, para terminar, la cita "No sin mi arma"
James, soy inspectora de policía, no puedo trabajar sin llevar mi arma

(el diálogo completo es absolutamente de traca)

Después de todo esto, no sé qué más puedo añadir. La historia no hay por donde cogerla. Es una trama supuestamente policial, que se mezcla con historias tradicionales del pueblo de Elizondo, de donde es la inspectora, pero los cadáveres se acumulan sin que a la inspectora se le ocurra absolutamente nada ni parezca que le preocupe lo más mínimo, se añaden elementos supuestamente mágicos que parece que están ahí como un arenque rojo que se le ha ido de las manos, los personajes secundarios son todos unos sabihondos insoportables que hablan sin ton ni son, usando los mismos registros, sin rastro de personalidad, la ambientación, fuera de repetir obsesivamente nombres de calles, es nula y el sense of place que resulta imprescindible en cualquier novela negra no acaba de cuajar, la backstory de la inspectora, que es para mi lo más, o lo único, atractivo de todo esto, está metida con calzador, aparte de repetir también de forma cansina lo de los estudios en Quantico, Virginia, unos personajes secundarios que son de cartón piedra, unas víctimas que no reciben ningún respeto... En novela negra y en policial es esencial que el detective empatice con la víctima, que la haga humana. Si no, te trae sin cuidado que hayan matado a cuatro o a cuarenta.
La técnica literaria supongo que habrá mejorado en lo sucesivo, pero no hay ningún capítulo que termine donde debe terminar, no hay cliffhangers, terminan en frases lapidarias, sin hacerte desear empezar el capítulo siguiente y sobre todo sin que la mayoría de los capítulos y escenas hagan absolutamente nada para avanzar la trama. El personaje principal no crece, los secretos no se revelan, es como un montón de páginas de la Wikipedia mal transcritas y barajadas y arrojadas sobre una trama policial que darían, todo lo más, para un episodio de "Los misterios de Laura". Sólo que, en este caso, habría sido más entretenido y seguramente mejor escrito.
Sé que el hecho de que haya dado lugar a una trilogía y eventualmente a un premio Planeta no hace esta opinión precisamente popular. Pero desde luego no es la única:
Las descripciones de los paisajes y el pueblo son excesivas, la historia personal es excesiva, porque no tiene nada que ver con el resto de la trama, aunque muchas veces da a entender que es así. Y el final, precipitado y simple, es decepcionante.

O, este, titulado Mayúscula decepción:
La trama familiar es disparatada. Personajes simplemente trazados y claramente caricaturescos: la hermana mala, pero mala mala, el marido bueno, pero bueno bueno, la madre parece un personaje de “walking dead” más que una enferma mental.

Como dice esta misma crítica, en España hay opciones excelentes. Id a ellas en vez de dejaros seducir por las treinta y pico ediciones de este truño.

Se comenta en...

  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • JJ en [Libro #20] the essential guide to being Hungarian, varios autores
  • Anónima en [Libro #20] the essential guide to being Hungarian, varios autores
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia