Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Patentando los 0s y los 1s

2003-09-09 20:10 Eso dice esta noticia, algo antigua, que le asigna la patente, como es natural, a Microsoft. Evidentemente, siendo del satírico The Onion, no hay porqué creérsela. Pero la de que Buffalo Bill, el de las películas del oeste del mismo nombre, inventó el bit parece que sí, porque el sitio donde lo pone tiene una pinta bastante seria y nada endogámica. O la de que Microsoft ha tenido que pagar un porrón de millones a una compañía desconocida (via Slashdot , Denken Über y Barrapunto) por usar los plugins en el Internet Explorer, es decir, ese mecanismo por el cual se pueden reproducir películas, o animaciones Flash, también parece una cosa seria. Lo que ha permitido a esa empresa desconocida denunciar a Microsoft es una patente de software. Una patente es un mecanismo legal por el cual, cuando uno tiene una idea, puede ir a registrarla a la oficina de patentes, y obtener exclusividad sobre su explotación durante un número determinado de años (no sé cuantos son, pero muchos). Es un mecanismo más fuerte que el de derecho de copia, o copyright, por el cual uno no obtiene exclusividad por una clase de objetos, sino por un ejemplo físico de un objeto: un libro, una canción, una película, un plano. Para conseguir una patente, no hace falta siquiera que uno "haga" nada, salvo el hecho de tener la idea y rellenar un montón de papeles, pagándole por el camino, seguramente, a algún abogado.
Sin embargo, hasta ahora, eso que sucede en Estados Unidos, patentar el software o la idea, el algoritmo, no es legal en Europa. En Europa no puedes patentar un método para hacer algo, un proceso de negocios, o una estructura de datos que hayas hecho en algún programa que te parezca tremendamente ingeniosa. No es que sea ilegal, es que es alegal. Puedes registrar un programa realizado, su código fuente, sus manuales, sus pantallazos, y todo lo que se te ocurra, en el registro de la propiedad intelectual; si alguien te lo copia, incluso si es el mismo Microsoft, puedes denunciarlo. Pero si has ideado un método de ventanas holográfico, o un ingenioso método por el cual los mensajes de error en el ordenador se indiquen con calambrazos a través del ratón, no puedes patentarlo. Puedes patentar el ratón que da calambrazos, o con dos bolas, para el caso. Pero no el método para dar calambrazos.
Claro, se ve que a alguien le entró ganas de patentar este tipo de cosas, o quizás, simplemente, de no ser menos que EE UU y Japón, así que vio la necesidad de implantar patentes de software en Europa, y envió un estudio, que se convertiría en proyecto de ley, al Parlamento europeo. Y en esa lucha estamos.
De hecho, existen argumentos a favor y en contra de las patentes de software; en Estados Unidos existen, y la mayoría del software procede de allí. Existen las patentes de cosas normales, y siguen una serie de reglas, que más o menos evitan que se puedan patentar chorradas (aunque no siempre funciona, como el que patentó el método de balanceo del columpio. Un sistema que permitiera patentar algoritmos, y que funcionara bien, permitiría a muchos pequeños empresarios, y quizás a simples personas, patentar sus ideas, de forma que puedan recibir una remuneración por las mismas.
Lo que ocurre es que un sistema que funcione bien es casi imposible. Las grandes empresas tienen más y mejores abogados que las pequeñas, y, lo que es más, las grandes empresas americanas tienen abogados y patentes en sacos en cada esquina, y están esperando que se apruebe cualquier directiva europea, para desembarcar inmediatamente y patentar todo lo patentable. Además, las oficinas de patentes no son siempre el sitio donde están los mayores expertos en la materia (imaginaros, hasta Einstein sacó las oposiciones para trabajar allí), y es muy posible que se les cuelen muchas cosas que, en justicia, no deberían de ser patentables. Por eso se han desatado una serie de protestas, esperando que el Parlamento Europeo vote que no a esta directiva (que, como todas las directivas, los paises tendrían que implementar tarde o temprano.
Debido a las protestas surgidas en toda Europa, el Parlamento Europeo decidió retrasar la votación hasta un futuro próximo (via Barrapunto). Así que infórmate, fórmate una opinión, y obra en consecuencia. Que, dicho sea de paso, ya podía preocuparse el Parlamento por otros problemas más acuciantes, como el correo basura, pongamos por caso.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/11192

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2003-09-10 01:22

No. Si preocupados por el spam ya estarán... pero no saben que hacer, y nadie presiona mucho asi que ...



2
De: jcantero Fecha: 2003-09-10 01:39

Yo diría que EE.UU. ha producido mucho soft a pesar de las patentes. Pero desde hace años, cada vez más se hace software en el extranjero (India, Irlanda, ...) donde el programador no necesita tener un abogado tras la espalda, que le indique qué líneas no puede utilizar.

Gracias a ello, la industria europea ha conseguido levantar un poco la cabeza. Si aprueban esa directiva, se acabó.



3
De: fernand0 Fecha: 2003-09-10 02:05

EEUU tiene los problemas de los abogados, pero creo que la razón es más prosaica: $$/líneas de código.

Al principio también se habló de que la India tenía una zona horaria perfecta para empezar a trabajar cuando los yankis dejaban de hacerlo, tal vez sea un mito.



4
De: JJ Fecha: 2003-09-10 06:28

Si los indios y chinos desarrollan soft para EE UU, tendrán que plegarse a la ley americana, supongo.
Lo que está claro es que quien más ganaría con la ley serían ciertos bufetes de abogados.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.16.43 (c422671911)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • reviews of female supplements en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • mrycogwls en La internet invisible
  • Testosterone Booster Reviews en La internet invisible
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia