Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

El futuro de la industria discográfica

2003-09-16 11:08 Siempre es difícil predecir algo, sobre todo el futuro, pero vamos a intentar predecir a medio y largo plazo qué puede pasar con la industria discográfica y, en general, con el negocio de la música; porque lo que está claro es que algo está cambiando, y que, como no espabilen, se les va a ir hasta el aire que respiran.
Dos cosas están claras, más o menos: primero, sea cual sea el futuro, tendrá que consistir en vender algo; y segundo, que lo que se venda tendrá que ser no pirateable.
No acabo de estar de acuerdo con este artículo del NYTimes, que afirma que haya lo que haya, estará gratis en Internet. No es que no sea cierto, es que será solamente parte de la historia. Haya lo que haya, tendrá que ser de pago; porque tanto los artistas como todo el entramado alrededor de ellos, tendrá que ganar dinero.
Habrá que ver entonces qué es lo que se paga: hay gente que paga por ver periódicos en Internet, a pesar de haber otros muchos que son gratis, y hay gente que paga por ir al cine, y cada vez más, a pesar de tener el screener en Internet gratuito, y los DVDs con el mismo en el top manta. Lo que se paga es el acceso inmediato a la información (en el caso de los periódicos) y la experiencia personal/colectiva (en el caso del cine, el hecho de ver la película es parte de lo que se paga, no todo).
Las discográficas tendrán que hacer algo por el estilo. La música se está independizando del soporte, y ya no tiene sentido seguir con la estructura del LP de 33 rpms con 10-12 canciones. Los fans pagarían por tener acceso inmediato a lo que se paga, incluso a las mezclas previas; cuanto más se ponga a disposición de los fans, mejor; y cuanto antes se pueda dar al fan, mejor. A las 3 horas, probablemente lo tenga todo el mundo, pero el acceso rápido se paga (hasta Slashdot cobra por acceder antes de tiempo a las noticias en portada).
En cuanto a la experiencia individual, las bandas ya tienen los conciertos. Pero, claro, una banda no puede estar más que en un sitio en un punto determinado. Eso puede cambiar. Usando videoconferencia, y el montaje adecuado, los conciertos se podrían dar simultáneamente en dos o tres sitios; no sería lo mismo, pero, hasta cierto punto, la banda en un concierto importa relativamente: importa la experiencia, encontrarte con otra gente a la que le gusta lo mismo, oir canciones que conoces... de esa forma puede haber más ganancias para la banda, y también para la discográfica/management/etc que va alrededor de ellos.
Las discográficas tendrán que optar también por crear bandas totalmente de diseño (ya lo hacen), con un impacto mediático fuerte, y que además no se suban a la parra y exijan demasiado porcentaje de las ganancias. En ese caso, la banda pierde todo el control creativo y de su gira, y la discográfica gana bastante más. Puede llegar hasta el punto de crear bandas sin banda: idorus, personajes virtuales, alrededor de una sola canción o un grupo de canciones, que actúen solamente en espacios publicitarios, y con los cuales se consigan vender otras cosas. ¿Suena raro? ¿Qué son las Tanga Girls, si no?
Habrá que buscar también otros soportes: CDs se venden cada vez menos, pero tonos para el móvil cada vez más; lo bueno que tien eeste soporte es que es de pago: te bajas el logo, y pagas; lo quitas, pones otro, y pagas, y si vuelves a poner el primero, vuelves a pagar. Pagas poco, por eso a la gente no le importa demasiado. Ya hay quien dice que los tonos van a salvar al negocio de la música, y hasta cierto punto, estoy de acuerdo.
No solo eso, sino que se potenciará el negocio alrededor de la música: las discográficas y los artistas tendrán mayor control del merchandising. Ya no solo habrá camisetas con un logotipo, sino verdaderas líneas de diseño de ropa, como el Shady Gear de Eminem, que usarán la mitomanía alrededor de un ídolo para aprovecharse de él. Si hubieran sacado una línea "Rosa de España" los de OT, se habrían forrado (más todavía).
También las discográficas se pueden beneficiar, en vez de atacar, los medios de distribución de música. Ya lo hacen: empresas como BiogChampagne venden a las discográficas las tendencias que detectan en los sistemas de descargas de música. ¿Que la gente se descarga mucho a Limp Bizkit en Mondoñedo? Llaman a la radio, para que pongan más su música, lo cual redundará en ventas; incluso lo pueden incluir en una gira promocional. La información vale dinero, y las discográficas pueden aprovecharse de esa información para ganar más dinero.
Habrá también grupos que, directamente, no graben, sólo actúen en directo. Se libran así de la discográfica, y siempre pueden comercializar DVDs y la música de los conciertos, o emitirlo por radio. Se quitan así de enmedio la discográfica, y confían en los propios fans para distribuir su música.
Otra opción, por supuesto, es tratar de denunciar a todos y cada uno de los que se hayan bajado música por internet, pero más barato sale sacar una línea de gorras de Linkink Park, y seguro que se gana más dinero.
En fin, que los tiempos cambian, y el negocio debe variar; como decía el sobrino del Gatopardo, todo debe cambiar, para que todo siga igual.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/11378

1
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-08-04 16:17

Complejo no es caótico, o contestando a Enrique Dans: «He estado leyendo este artículo de Enrique Dans, titulado Efecto Mariposa (y visto en su blog), y me ha resultado bastante interesante, como casi todo lo que él escribe. Sin embargo, creo que se equivoca. Tal como yo lo he entendido, »



2
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-11-14 15:43

Música personalizada: « Hace poco vi un anuncio, que no he vuelto a encontrar, de una compañía de móviles española, donde anunciaba melodías para el móvil personalizadas; pero no en el sentido de que te puedes bajar la melodí»



Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2003-09-16 17:06

Creo que David Bowie ya hizo un concierto así la semana pasada ...

Lo de vender no sé que pasará, pero no deja de ser sorprendente lo de los tonos: se supone (no me hagan caso, que de eso no se) que los tonos y los logos se podrán intercambiar con los amigos fácilmente, y sin embargo los que los venden estan ganando dinero abundatemente.

Una cosa si que me ha chocado siempre: fabricar vinilos y cintas era muy caro y vendían bastantes (sobre todo cintas); fabricar cd's es muy barato, pero los venden mucho más caros y con los dvd's la historia es la misma. Creo que equivocaron la estrategia.

Hace años, aquí en Zaragoza había un tipo que pintaba el escudo en los taxis: no debía de ser muy caro y el ayuntamiento obligaba a que todos los taxis llevaran eso pintado. Cuando el buen hombre se retiró, inmediatamente salió una ley que permitía poner una pegatina, en lugar de pintar el escudo (la historia puede ser ligeramente diferente, hablo de oidas): ¿Tendremos que esperar a que revienten las discográficas para que cambie el invento?



2
De: JJ Fecha: 2003-09-16 17:11

Lo de los tonos, supongo que todo llegará con el tiempo; pero siendo un medio de masas, siempre habrá mucha gente que pague por bajárselos.
Fabricar cintas y vinilos no sería tan caro, y en todo caso, era fácil de copiar, pero la calidad no era la misma. Por eso, supongo, se vendían más barato. Tampoco existía la situación de oligopolio que hay ahora.
Gracioso lo del escudo; y en cuanto a las discográficas, tienen suficiente pasta y talento como para seguir ahí muchos años... muchas reventarán, claro, pero serán las pequeñas.
Y la música no parará, supongo.



3
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2003-09-16 17:14

Mi idea es que ha cambiado la forma en la que se oye música; uno antes compraba un disco o cassette -o, más recientemente, un CD- y no tenía más remedio que escucharlo durante días enteros porque no había más remedio. Hoy cualquiera en una tarde puede descargar decenas de mp3s en un rato y volcarlos todos al c:mp3.

Todos recordamos alguna canción de un disco que al principio no nos gustaba pero a base de oírla terminamos apreciando su valor. ¿Ocurrirá eso ahora, que una canción que no gusta se borra de inmediato o, peor aún, se convierte en un icono que nunca se pincha?

¿Acaso yo, si tuviera ahora 16 años, volvería a escuchar entero el Tubular Bells original, el Dark Side of the Moon, los conciertos en China, etc... o me limitaría a escuchar los cortes de estos trabajos que pusieran en los anuncios publicitarios?

Conclusión: más Bisbales y menos de todo lo demás.



4
De: fernand0 Fecha: 2003-09-16 17:16

Ahí está: no creo que la piratería sea la que está haciendo daño a las discográficas, porque se trata también de un medio de masas: más bien es un problema de falta de sintonía con la gente, de falta de creatividad, y (tal vez) de precio.

No sería tan caro, pero desde luego bastante más que fabricar cd's. No creo tampoco que ahora nos vayan a vender la moto de la calidad. El mp3 es un formato con calidad inferior, y sin embargo avanza frente al CD. El CD proporciona un sonido de peor calidad que el vinilo (aunque más uniforme en el tiempo). De hecho, siguen vendiéndose vinilos para audiófilos en algunos movimientos musicales, cobrándolos a precio de 'calidad'.

Lo de la pasta vale, el talento por ahora no lo están demostrando.



5
De: JJ Fecha: 2003-09-16 17:27

EP: Supongo que en vez de oirla uno, se la pondrán... en radio, en jingles en anuncios. Lo que también está ocurriendo es que industria discográfica tiene muchos más canales que antes: antes era radio, tele, giras y soporte físico. Ahora hay muchos más canales de todo, pero se usan también anuncios en la tele, juegos de ordenador, tonos móviles, películas... ya casi no se concibe una peli sin su BSO correspondiente. De esta forma, familiarizan a la gente con una serie de melodías, que luego acaban comprando (como CD, como sea). No me extrañaría tampoco que las discográficas empezaran a tener intereses en las industrias de soporte físico. Sony ya tiene una discográfica a la vez que vende tostadoras de CDs y el soporte; gana tanto si se piratea como si no se hace. La conclusión, pues sí, más o menos, por lo menos a corto plazo. Más Bisbales, más Tanga Girls, más Gorillaz...
Fernand0: no creo que sea problema de precio. Yo creo que es erróneo considerar eso. Si a uno le gusta un grupo, le importa poco lo que cueste un CD, y si puedes o quieres piratearlo, lo vas a hacer de todas formas. 1, 2, incluso, si me apuras, 10 euros menos no van a hacer que se vendan más o menos CDs. Y el MP3 no tiene porqué tener calidad inferior, ojo... CD peor calidad que el vinilo? En serio? No creo... Los vinilos se venden porque dan un sonido propio, menos uniforme que los CDs; pero es peor que el CD, en cuanto a calidad de reproducción.
Y el talento no me refiero a los grupillos esos que hay por ahí, sino a los ejecutivos y demás. Puede que no lo estén demostrando, pero lo demostrarán. Y ya han dado indicios de que sí: fíjate en el millón de descargas, de pago, de iTunes...



6
De: fernand0 Fecha: 2003-09-16 17:38

La calidad (sonora) de un buen vinilo es indiscutiblemente mejor que la de un buen CD. Es cierto que con los mp3 se puede conseguir prácticamente lo misma calidad que con los CD's, pero entonces pesan mucho más que los que parece que se ven por ahí.
Por si acaso, no soy el único que lo dice, casualmente lo decia Philip Greenspun el otro dia: Music CDs are dead... why did it take so long?. Copio y pego:


The record companies don't make audiophiles or technophiles happy. The
encoding system is so badly designed that 80 percent of the bits in the
disk's data stream carry no information, which is one reason that MP3
compression is so successful. They forgot to allocate a few bytes for
the name of the album or the titles of the tracks on the disk so you have
a medium that stores 700 megabytes but not the critical text information
that you'd want to see (if, for example, you loaded your CDs into a
jukebox).

CDs are so badly engineered that they actually have more distortion than
the LP records that they supplanted, especially for classical music (the
CD is at its least accurate for very quiet sounds but works great for
Heavy Metal). Most serious audiophiles listen to analog LPs or the new
DVD-Audio and Super Audio CD (SACD) formats. The record companies have
done their best to alienate their least price-sensitive customers by
charging insane /disk prices for SACDs and releasing only a handful of
titles in the new formats.

De lo de Sony hablaban en esta entrevista.

Pues yo no creo que el precio sea _el_problema, pero si que se que yo compraría más si fueran más baratos. Y sigo sin piratear y sin comprar mantas.

Yo tambien hablaba de ese talento. Pero es que el talento de esos ejecutivos es el que deberia hacerles ver que con calidad tambien se puede competir.



7
De: JJ Fecha: 2003-09-16 17:52

Gracias por la referencia, la verdad es que no tenía idea.
Yo creo que compraría más o menos lo mismo; es cuestión de paciencia; los éxitos, en 6 meses, cuestan la mitad, y en 12, la décima parte. Los CDs de Rosa que la gente volaba a comprar, ya los puedes encontrar por 6 euros o menos en Discoplay.
En cuanto al precio de los CDs, supongo que a corto plazo podría ser una solución, pero, a medio plazo, no creo.



8
De: pj Fecha: 2003-09-16 20:15

La financiación que buscan ya la tienen: los conciertos.

Casualmente tengo aquí dos entradas para el concierto de Blur del 2/11 en BCN y me han costado 25€ c/u. Pongamos que vayan 3000 personas, eso ya son 75000€ ¡por un concierto! vale que hay que pagar viaje, personal, material, ... Pero joder, que son 75000€ por un concierto en una sala no demasiado grande.

Y que no me vengan con que es cansado y que no se van a tirar toda la vida de conciertos, porque los demás nos tiramos toda la vida trabajando (o lo aparentamos ;-D).



9
De: JJ Fecha: 2003-09-16 20:17

Es cierto, es una buena parte de la financiación. Además, en los conciertos la mayor parte del dinero va a la banda en sí, al contrario que ocurre con los CDs vendidos.
Jolines.. 25€ .. La birra va incluida?



10
De: pj Fecha: 2003-09-16 22:37

¿Birra? En los conciertos tienes que subsistir del aire (humo) si no quieres arruinarte :-P



11
De: JJ Fecha: 2003-09-16 22:44

Afortunadamente, de eso no suele faltar :-)



12
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2003-09-16 23:32

Según el concierto, el aire puede estar cargado de sustancias más o menos "nutritivas".



13
De: JJ Fecha: 2003-09-17 00:50

Interesantísimo comentario a esta historia en el cuaderno de Otis Driftwood. No se lo pierdan.



14
De: Ctugha Fecha: 2003-09-17 01:01

Por mí si bajaran los precios de los cds, sí que compraría más. Me gusta tenerlos originales (creo que sólo tengo uno copiado, además uno que ya tenía en cassete), y sólo compro cuando están por debajo de los 6 euros en el Carrefour. Tengo un montón de Zeppelin, Iron Butterfly, Deep Purple, pero a ese precio nunca me ponen a Jimi, ¡y tengo que esperar a mi cumpleaños!



15
De: JJ Fecha: 2003-09-17 16:32

Ctugha: lo que dices es lógico, pero compensaría lo que se dejaría de ganar con lo que se ganaría por las ventas que se consiguieran?
En todo caso, como he dicho, al tema del soporte físico no le acabo de ver mucho futuro. Pero veremos a ver lo que ocurre...



16
De: JJ Fecha: 2003-09-17 16:34

PJorge también se refiere a esta historia, comentando que los multiconciertos, efectivamente, ya se hacen, al menos lo hace Bowie, como decía fernand0, y apuntando al artículo de El País de este domingo que, precisamente, fue el que me inspiró a escribir esto.



17
De: Protec Fecha: 2003-09-17 18:34

Hace poco lei un comentario en barrapunto, decia algo asi como que cuando se empezo a extender el uso de la imprenta, muchisimos escribas perdieron su forma de subsistir ¿y por ello prohibieron la imprenta?

La actual forma de negocio de las discograficas esta obsoleta, deben renovarla y buscar nuevas formas de mercado (lease mp3 online, CDs a la carta o lo que sea).

En fin...solo de pensar que por el CD-R en el que acabo de grabar una KNOPPIX le he dado un duro al ramoncin ya me pongo negro...ainsssssss



18
De: JJ Fecha: 2003-09-17 18:45

Bueno, la historia es más divertida, y se la he oido a Orihuela alguna vez. Los monjes en los monasterios eran los escribas. Cuando llegó la imprenta, tuvieron que buscarse otra forma de vivir. Y se dedicaron a hacer cerveza.
Las discográficas, evidentemente, tendrán que buscarse su cerveza, supongo. Y las tiendas de discos, también.



19
De: protec Fecha: 2003-09-17 22:46

Gracias JJ por completarlo, no esperaba menos jejeje.

PD OT: ¿JJ sabes algo de un grupo de usuarios de linux de Granada?



20
De: JJ Fecha: 2003-09-17 23:17

Sí, es http://www.gcubo.org ; pero no mires hoy, porque está cerrado por lo de las patentes de soguare. Nos solemos reunir un par de veces al mes, habitualmente los jueves, y habitualmente en el Instituto de la paz y conflictos. Creo que vamos a tener una reunión pronto.



21
De: pj Fecha: 2003-09-18 23:31

Bien, todo encaja: La discográficas dejan de vender canciones en soporte físico y se dedican a fabricar cerveza. Los artistas dan conciertos de 25€ pero la cerveza baja escandalosamente de precio. ¿Quien no ve un mundo mejor ahí? ;-)))



22
De: JJ Fecha: 2003-09-18 23:35

Bueno, a lo mejor es peor: las discográficas compran todas las industrias que fabriquen bebidas alcohólicas, ponen un canon sobre alambiques, la cebada y las chapillas metálicas, y suben el precio de la cerveza a 10 euros. :-)



23
De: Pablo Fecha: 2006-08-16 16:41

Gente,
les cuento que hace poco publiqué una tesis acerca de la distribución en la industria discográfica. La misma se encuentra en el sitio InDisco: www.hostfreehere.com/psychio/

Espero que les guste. Saludos,



24
De: gus Fecha: 2006-12-23 14:45

como se llama el cd de conciertos en china... es muy conosido



25
De: j.jesus pantoja anaya Fecha: 2009-06-28 19:00

gracias yo estoy haciendo una investigacion de cd y sus comentarios me ayudan mucho



26
De: JJ Fecha: 2009-06-28 20:24

Que no se te olvide citar donde lo viste ;-)



27
De: mario ansoleaga Fecha: 2009-08-20 18:44

para Fernando:
Por mucho que un vinilo suene bien, en su tiempo sonó bien, ahora no es más que un recuerdo. La Industria está condenada a desaparecer si se queda anclada en esta rudimentaria forma de vender música. Debe estar a tono cn las nuevas tecnologías.
Y como Info, un vinilo sonará bien en un equipo medio, de esos que se usaban antes, pero ahora uno busca la comodidad y las nuevas tendencias vienen de parte de los usuarios jovenes teenagers que escuchan Ipod´s, no equipos valvulares ni tornamesas que escuchan viejos. Los viejos nunca llevarán la moda y las nuevas tendencias, por lo tanto deberán adaptarse a ellas, les guste o nó, porque para allá vamos.
El cd,dvd,lp,cassete y cinta carrete abierto están condenados a desaparecer en un corto plazo por un tema de obsolesencia absoluta a los nuevos tiempos



28
De: transido Fecha: 2009-12-06 19:08

ADIOS A LA INDUSTRIA DISCOGRÁFICA

Asistimos al hundimiento de la industria discográfica, a una grave enfermedad en la industria cinematográfica, un resfriamiento de la industria periodística, y a la cuarentena preventiva de la industria editorial del libro.

Efectivamente, lo común a todos estos “estados de malestar económico” es que afectan a la INDUSTRIA, mejor dicho a “los derechos de la industria” productora de “bienes de consumo cultural”, o lo que es igual a ingentes cantidades de banalidad.

Recordemos que esa Industria es la que ha digitalizado sus productos, lo que hace luego posible su carga/descarga en Internet. Ya lo sabían desde la irrupción de la pletina en las discográficas, y sin embargo prescindieron del vinilo. Todo por diversificar su oferta y posicionarse mejor en un mercado muy rentable y competitivo. Un mercado dirigido como hemos visto más por los soportes que por los contenidos. Porque en el fondo ese es el problema a pesar de que nos quieran vender otro. La tecnología evoluciona muy rápidamente y tiene graves dificultades para mantener la proximidad entre lo que se innova y lo que se comercializa, y eso tiene importantes repercusiones.

Ahora, para defender su posicionamiento en el mercado que ellos mismos están ayudando a destruir, esta Industria echa mano de la letanía de los “derechos de la propiedad intelectual”. En el caso de la industria discográfica, curiosamente, los que suministran contenidos, los “creadores” están en manos de la propia industria, es ella la que determina cual de la oferta recibida va a ser comercializada, o también impone qué tipo de producto se debe crear para mantener y ampliar su cuota de mercado. Que no nos engañen: la propiedad intelectual en este mercado está en manos de quien tiene la propiedad de los medios de producción.

Pero, ¿quién aparece en los medios de comunicación y ante la opinión pública como representante o autor de esa propiedad intelectual, tan vejada, maltratada y expoliada por los “piratas de Internet” ….¡Ah, “LOS ARTISTAS”!.

Porque son los “Artistas” los que ahora exigen mantener sus privilegios asociados a los de la industria, porque para eso son su cara, su sello, su marca. “Artistas” que no trabajadores, aunque muchos de ellos se presenten con discursos y atuendos de “izquierda” simplemente porque han elegido ese pesebre en este muladar. “Artistas” en los que la industria ha metido ingentes cantidades de dinero en promoción, y que sin ella, en su mayoría, no hubieran durado ni diez minutos en el mercado. “Artistas” que han pagado mal y con dinero negro a los músicos que les acompañaban en sus giras durante décadas, “Artistas” que no han dudado en sacrificar el directo por el playback en cualquier oportunidad porque era más económico y ocultaba mejor sus evidentes carencias técnicas o musicales. “Artistas” que ponían su nombre a producciones cuya autoría era de otros, interpretada gracias al trabajo de otros músicos y con la colaboración de técnicos e ingenieros de sonido para poder llegar a ese producto final. “Artistas” divinos de un mundo bastante escabroso, pero eso sí protegidos por la Industria que los produce y por la SGAE que los cuida y vela por sus exclusivos derechos.

¿Dónde estaban manifestándose los músicos reales, los técnicos, etc., etc. que producen los productos de la industria?. Los músicos no están organizados en un sindicato de clase, los músicos no tienen un régimen especial de la seguridad social, los músicos que no son “Artistas”, tanto creadores como ejecutantes, no han tenido “conciencia de clase”, de trabajadores asalariados, han sido comparsas de la farándula de todo este tinglado de glamour y paraísos artificiales.

Hoy los músicos y creadores están en manos de empresarios de abrevaderos de bebidas espirituosas que pagan exiguas cantidades por el directo, en dinero negro, sin factura. Hoy los músicos y creadores que no tienen obras comercializadas por la industria malviven de las limosnas de ésta y de los “artistillas” encumbrados que tan bien la representan. En qué se han invertido los cuantiosos beneficios obtenidos en todos estos años por esa Industria y por sus “Artistas”.

Claro, hay libertad y por eso mismo ahora se hunde lo que antes flotó. ¿No se hundió la siderurgia a finales de los 70, la minería, el sector pesquero, la agricultura, los lácteos, etc., etc.… ¿Por qué no puede hundirse este tinglado tal y como está concebido?. ¿Por qué razón?. ¿Y acaso su hundimiento va a hacer tabula rasa de la creación musical, de la interpretación?.

A la música todo esto que está ocurriendo le vendrá bien, porque la música es efímera en su representación, y poco tiene que ver con un producto en forma de vinilo o CD, o con cualquier soporte en la que se la quiera enlatar. La música ya quiso ser secuestrada por la notación, por la partitura, por la dirección de orquesta, etc, etc.. Lo que está ocurriendo debe ser un revulsivo que nos haga reflexionar sobre la situación que padece y que se debe entre otras causas a la falta de educación musical en las escuelas, la preocupación comercial de los artistas establecidos que la manosean con el único objeto del enriquecimiento rápido é inmoral en muchos casos, el culto exagerado a ciertos estilos musicales impuestos por la industria en detrimento de otros, la gran difusión de formas musicales pobres en ideas y con un mensaje de falsa diversión, el uso de los jóvenes como acróbatas de un circo mediático aunque no tengan la mínima formación musical y sobre todo la falta de una reglamentación laboral que impida el caos y el “amiguismo” en el que vivimos, la educación del público que valore la música y no la desprecie.

La “propiedad intelectual” es un eufemismo que esconde otra realidad, la de una industria que ha destrozado la música, a sus ejecutantes y a buena parte de sus creadores, y que no contribuye especialmente en potenciar la cultura sino en destruirla, uniformándola, imponiendo moda, embruteciendo la sensibilidad, masificando.

¡Que se vayan con su soniquete a otra parte!. ¡Buen viaje a esa industria y a sus “Artistas”!.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.127.58 (8406f91aad)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Madrid en [Libro #12] Pirate Utopia, de Bruce Sterling
  • Series en [Libro #9] I'm travelling alone, de Samuel Bjork
  • Pymes Plataforma Comercial en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Website en [Libro #8] A drink before the war, por Denis Lehane
  • Rosa Zotano Lopez en [Libro #12] Pirate Utopia, de Bruce Sterling
  • Libros de interés en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Veterana en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia