Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

La LSSI echa sus primeros dientes

2003-10-14 21:15 Metafóricamente hablando, claro... la LSSICE, Ley de Sociedad de Servicios de Información y Comercio Electrónico, cumple justamente un año. Y hace justamente un año hablaba yo del tema, recién puesta en vigor (lo que sucedió el 12 de octubre de 2002). En esa ley, se trataba de implementar una directiva europea sobre el comercio electrónico y la sociedad de la información, que ahora no puedo encontrar. A raíz de ello, se montó una gran campaña de cierre de webs, y se hicieron una serie de análisis legales, generalmente negativos, por parte de abogados que, posteriormente, trataron de sacar su dinerillo (a lo cual tienen todo su derecho) vendiendo auditorías sobre el tema.
A mí, todo aquello no me parecía para tanto. En aquel artículo decía:
[mi opinión] La diré en dos frases: una, no es para tanto, y dos, no está tan mal.

Y efectivamente, parece ser que la ley no ha servido de mucho. Para empezar, faltan reglamentarse partes de la ley (ya se sabe, a cada ley sigue una serie de reglamentos que dicen en concreto como tiene que aplicarse). Para seguir, en realidad no se ha aplicado en ningún caso. El ministerio ha denunciado en un par de ocasiones, pero en ambas el juez ha desestimado la denuncia. Y, por supuesto, no se ha censurado a nadie (que se sepa, al menos).
Pero también dije que tenía aspectos buenos: la regulación del comercio electrónico, por ejemplo, y la reglamentación del correo basura mediante opt-in (autorización expresa del receptor). Pues bien, en eso tampoco ha servido para nada. Los chiringuitos de comercio electrónico siguen haciendo de las suyas, y el resto del comercio electrónico no acaba de despegar. Y sobre el correo basura, para qué hablar. Sólo ha servido para generar correo basura solicitando permiso para enviar correo basura (o sea, metaspam).
Como las leyes no están escritas en piedra berroqueña, yo creo que es el momento de plantearse la reforma de la misma, junto con la reglamentación, y una implementación efectiva. Y como es época de elecciones, que es cuando parece que los políticos escuchan a sus votantes, pues es el momento de volver a hablar de la LSSI, y que cada uno se forme su opinión sobre el tema.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/11972

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2003-10-14 22:28

Pues no estoy tan seguro de que no haya servido de mucho. Se percibe cierto 'miedo' a poner según que cosas, que antes hubieramos dado por supuestas: que no hayan actuado no quiere decir que no actuarían, si uno es suficientemente molesto.



2
De: JJ Fecha: 2003-10-14 23:06

El miedo es libre, y puede estar tanto provocado por la ley en sí como por la campaña mediática entorno suyo, provocada quizás con ciertos intereses (y no estoy hablando de política, ojo)



3
De: Netito Fecha: 2003-12-23 06:01

Algo sí que se ha censurado.... batasuna.org hace tiempo que no es accesible desde España...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.118.24 (5dc49f1f81)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia