Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Derechos y deberes, weblogs y periodistas. Y Almeida

2003-11-01 04:47 Y no me refiero a Almeida el de 24, muchacho que me cae muy bien, porque es de los pocos que no asesina y apenas tortura a nadie en la serie, sino a Carlos Sánchez Almeida, que ha publicado una serie de artículos en Kriptópolis. El que me interesa es el tercero, titulado Libertad de expresión: Un Winston Smith en cada periódico. Lo encontré en la bitácora de Arturo Buendía, que día a día nos viene dando muestra de su buena labor. También lo comentan en libro de notas (pero el cuarto de la serie este apunta al cuarto de la serie, pero han ido comentándolos todos. El que nos ocupa se comenta aquí) y Caspa.tv (toda la serie, pero principalmente el último).
Después de leer un par de veces el artículo, sólo puedo preguntarme ¿Esoquesloqueeeees?. Vamos, que no me he llegado a enterar qué es lo que pretendía transmitir con el artículo. Empieza hablando del derecho a la libertad de expresión, luego de como se restringe ese derecho en algunos periódicos, por lo que los periodistas tienen que montar weblogs, que, por cierto, parece que nadie actualiza, y los que lo actualizan, son cortando pegando, pero da igual, porque los weblogs más visitados son de periodistas, porque, además, los periódicos, ellos mismos, se censuran, ah, no, que es el Partido Popular que aprobó la LSSI (que él mismo había dicho, no hacía mucho, que prácticamente no se había aplicado) y, además, ha asfixiado económicamente a los medios digitales en internet.... ¿Me he dejado algo? En serio, me he perdido.
Pero bueno, entresacando frases, hay alguna que otra perla:
Se puede crear una página web con muy pocos medios, pero mantenerla activa, dotándola de contenidos interesantes, requiere trabajo y constancia. Cada día surgen en Internet miles de weblogs, miles de iniciativas donde cada internauta intenta expresar sus opiniones. Con el tiempo, 90 de cada 100 serán cerrados por falta de ideas. De los 10 restantes, 9 malvivirán copiando y pegando textos escritos por otros. Y de aquellos que finalmente sobrevivan, habría que analizar cuántos son gestionados por periodistas profesionales que intentan escribir en Internet aquello que ha sido censurado en el periódico para el que trabajan.

Eso es tomarse el informe Perseus por la tremenda. Bueno, al final, tiene razón, no hay mal que cien años dure, ni weblog tampoco, pero es que, con el tiempo, el 90 por 100 de cualquier cosa se acaba abandonando, caray. Hasta las enciclopedias de sopotocientos fascículos. Y si 9 de cada 10 restantes viven de cortar y pegar, sólo queda uno con contenido original. ¿Y quién es ese buen muchacho/muchacha que pone contenido original continuamente? Un periodista, pero no uno cualquiera, sino uno que han censurado en un medio de comunicación. ¿Cuántos weblogs quedan que no sean de periodistas, o de periodistas no censurados, ni de cortar y pegar? Me salen muy poquitos, la verdad. De los 5000 que hay en España, a todo tirar, que haya 20 (menos de un uno por ciento). A ver, quien crea encontrarse en este grupo, que levante la mano.
El artículo da mucho más de sí. Pero lo dejaremos para otro día.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/12578

1
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-09-26 08:43

Ciberderechos, ciberrevolución (II): «Continuamos esta crítica a el artículo de Carlos Sánchez Almeida de título Libertad de expresión: Un Winston Smith en cada periódico. Seguimos con una cuestion de forma: el artículo no tiene ni un en»



2
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-09-26 08:43

Ciberderechos, ciberrevolución (II): «Continuamos esta crítica a el artículo de Carlos Sánchez Almeida de título Libertad de expresión: Un Winston Smith en cada periódico. Seguimos con una cuestion de forma: el artículo no tiene ni un en»



3
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-09-26 08:44

Ciberderechos, ciberrevolución (III): «Continuamos con esta serie de réplicas al artículo Libertad de expresión: Un Winston Smith en cada periódico. Ahora viene lo bueno. La consecuencia de ello es que en este momento los weblogs más visitados de Inte»



Comentarios

1
De: Marcos Fecha: 2003-11-01 05:43

Sólo quería puntualizar que en Libro de notas reseñamos los cinco artículos de Almeida, para bien o para mal :-). Pondría los enlaces, pero no creo que tenga tanta importancia.
Por otra parte, haces una interesante crítica al artículo, con la que coincido sobre todo en cierta tendencia del autor a mezclar conceptos.
Saludos.



2
De: fernand0 Fecha: 2003-11-02 00:03

Coincido en lo de mezclar churras con merinas. Cuando se habla de estas cosas se tiene cierta tendencia a confundir generar conocimiento, con distribuir conocimiento y con distribuir información (no información en sentido genérico) sino noticias.



3
De: JJ Fecha: 2003-11-02 00:44

Marcos: ya he modificado ese cacho.
Y, efectivamente, lo mezcla todo, no llega a ningún lado, y comete muchos errores. Pero no se vayan todavía, aún habrá más.



4
De: jhonatan cardenas Fecha: 2009-09-03 03:18

quien creo los derechos y los deberes de los niños



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.232.51 (12dbbff603)
Comentario

Se comenta en...

  • Jabones Artesanales en [libro #14] Bad Monkey, de Carl Hiaasen
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia