Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Acontecimientos mediáticos y la fragmentación de la audiencia

2003-11-05 01:38 Ya habéis oido aquello de "Todo el mundo recuerda donde estaba el día que anunciaron la muerte de Kennedy". Es el comienzo de un libro de Frederick Forsythe, creo que Odessa, aunque no estoy seguro. También conoce todo el mundo, o casi todo el mundo, el anuncio de un todoterreno en el que aparece el anciano al que ponen al día sobre lo que ocurre en el país, y que acaba preguntando "¿Y Franco, qué opina de todo esto?".
Lo que hace posible lo primero, y generalmente imposible lo segundo, son los medios de comunicación. Al fin y al cabo, los medios de comunicación deciden qué es lo que es importante o no, y lo presentan al público. Con unos pocos medios de comunicación, es muy posible que coincidan en lo que emiten: el día 11 de septiembre de 2001, todos los medios hablaban de lo mismo.
También es más o menos necesario que se trate de medios "fríos" según la definición de McLuhan, es decir, que requieran pasividad por parte de la gente. En la radio o la televisión, la única interacción posible es a base de mando a distancia. Si no te interesa lo que hay, cambias (como mucha gente cambió la noche del 11S para ver el partido del Madrid en vez de los especiales que se emitieron sobre el 11S, con diversos bustos parlantes y expertos pontificando sobre el tema).
Los medios "fríos" siguen ahí, pero hay cada vez más; cada vez están más especializados, o sea, que se "calientan" cada vez más. Aparte, enganchan más, porque hablan cada vez más a una audiencia más estrecha, y tratan de temas cada vez más especializados. Canales de historia, de viajes, regionales, musicales (incluso musicales de un estilo determinado).
Evidentemente, con la mezcla de canales "fríos" y "calientes", la audiencia cada vez se está fragmentando más, y suceden cosas como que la gente vea menos horas de informativos, o que los espectadores estén abandonando sus series favoritas, como Urgencias o Friends, o el hecho de que este verano no haya habido canción del verano.
Es más, al haber más posibilidades de ocio, habrá una gama completa de reacciones: desde el que directamente bloquea todo tipo de información relacionada con un tema que no le interese, hasta que el que no pueda tener suficiente, y quiera más y más, hasta el que simplemente no se entere porque solo lee sitios web relacionados con el golf, foros relacionados con el golf, y emisoras de radio de Corea del Sur. No es que sea muy probable (porque además tendría que trabajar solo o sola y tener muy pocos amigos), pero sí que es posible.
Hombre, el hecho no va a ser tan exagerado como para que alguien no se entere que ya tenemos colocado al príncipe, pero probablemente la noticia tenga menos impacto de lo que podría haber tenido hace veinte o incluso 10 años. La gente recibirá la noticia, dirá "ya sé bastante sobre el tema", y a otra cosa mariposa, a su foro favorito, su emisora de radio musical, o, simplemente, a jugar a algún juego de su preferencia.
Por eso, no sería de extrañar que, dentro de unos cuantos años, hubiera poca gente que pudiera decir aquello de "recuerdo perfectamente dónde estaba la mañana del día de los Santos de 2003".

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/12685

Comentarios

1
De: Pedro Fecha: 2003-11-05 02:08

Yo ya he olvidado dónde estaba, imagínate.



2
De: J. Fecha: 2003-11-05 03:03

Yo no! Estaba en la redacción escribiendo sobre el Príncipe :-D
Y bueno, al día siguiente los periódicos se vendieron como rosquillas.



3
De: Guillermo López Fecha: 2003-11-06 01:48

Completamente de acuerdo, JJ. De hecho, llevo meses atormentando en el proceloso mundo académico a todo aquel que me quiera escuchar con esta cuestión: estamos pasando de un modelo de comunicación de masas, jerárquico, muy limitado en opciones, unidireccional, y de audiencia pasiva, a otro de comunicación en red, horizontal, de enorme pluralismo, con una audiencia activa capaz no sólo de seleccionar entre el amplio abanico de opciones disponible (fragmentando así, e inutilizando a efectos prácticos, la "creación de la realidad" o efecto "Agenda Setting" que formaban los mass media en el pasado), sino también de contestar o crear información por sí mismos. Los efectos de este cambio incipiente de paradigma, y su alcance, están por determinar, pero no creo que se le escape a nadie que fenómenos como el movimiento antiguerra están estrechamente relacionados con este cambio de paradigma (del que no sólo participa Internet, sino el conjunto de medios de comunicación).

Menudo coñazo acabo de soltar :)

PD: Ahora que caigo; ¿no comentamos algo parecido en Atalaya hace unos meses? ¿Me repito más que el ajoaceite?



4
De: JJ Fecha: 2003-11-06 02:43

Guillermo, no, es interesante, y tienes toda la razón (salvo en lo de la guerra; es algo que se viene planteando ya desde hace 30 años, aunque, evidentemente, el efecto antiguerra lo puso de manifiesto más todavía). De lo que hablé hace tiempo fue de la personalización, pero no de este efecto. Vamos, creo, pero es posible que me repita. Y tú sí te repites, más que el ajopringue ;-)



5
De: JJ Fecha: 2003-11-06 06:12

Por cierto, Guillermo, qué es eso del efecto "Agenda Setting"?



6
De: nuncanada Fecha: 2003-11-06 09:35

A modo de anécdota decir que yo me enteré de la famosa boda vía un blog... o sea que ese día estaba sentado frente al ordenador.



7
De: Guillermo López Fecha: 2003-11-06 10:44

Básicamente la teoría de la Agenda Setting lo que muestra es que el poder de los medios de comunicación no está tanto en la manipulación de la información sino en la selección que hacen de la misma. Al decidir qué es noticia y qué no, los medios nos proporcionan una visión sobre lo que realmente importa en el mundo que nos rodea, excluyendo directamente, condenando a la no - existencia, a lo que no queda reflejado en los medios. Esta teoría, en un contexto de medios de comunicación de masas que se nutren de agencias de prensa, que se vigilan unos a otros, y que tienen un concepto de la información más o menos similar, funciona con singular eficacia. Pero en un contexto de medios plurales, muchos ajenos a los circuitos comerciales, cada vez más especializados y segmentados, como el de la digitalización de la que Internet es síntoma, se diluye (esto último no está, digamos, "demostrado", pero factores como las vías de información que posibilitaron el movimiento antiguerra, o el propio contraste entre "Letizia Ortiz según los mass media" y "Letizia Ortiz según Internet", por citar uno muy reciente, parecen apuntar en esa dirección, o al menos así lo veo yo).

Una explicación de la Agenda Setting aquí: http://www.lapaginadefinitiva.com/television/biblioteca/asetting.htm



8
De: JJ Fecha: 2003-11-06 15:48

Pero el efecto agregado de muchos medios, al reflejar lo que dice la mayoría, ¿no será lo mismo? Será mucho más democrático, y mas difícil de manipular, pero al final, el efecto será similar, ¿no?



9
De: Guillermo López Fecha: 2003-11-06 21:07

No, porque no es sólo que esta pluralidad de medios escape de la digamos "homogeneidad informativa" (en cuanto a los criterios de selección de la información) de los mass media, sino sobre todo que cada individuo tiene la opción clara y fácil de escoger un "menú" informativo totalmente personalizado. Desde ese momento, ya no hay "una" realidad designada por los mass media, compartida por el conjunto del público, y por tanto su influencia en este aspecto se diluye. Esto, en cualquier caso, no es hoy una realidad sólida, sólo un proceso incipiente. Pero un proceso que, en mi opinión, se dirige claramente hacia ese nuevo paradigma mediático.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.233.27 (bfb93fff05)
Comentario

Se comenta en...

  • Jabon Casero en [libro #14] Bad Monkey, de Carl Hiaasen
  • oficinas virtuales en Más fotos de Úbeda
  • marketing sensorial en Más fotos de Úbeda
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia