Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

La parroquia y los turistas III: los turistas

2003-11-29 18:52 Siguiendo con la serie que hace la autopsia a las visitas de un sitio, ya hablamos de la parroquia, y ahora tocan los turistas, es decir, las personas que vienen a visitar la bitácora provenientes de buscadores.
Para empezar, son inevitables. También son, por decirlo así, evanescentes. No confíes nunca en ellos. Un pequeño cambio en el ranking de un buscador, por ejemplo, pasar de la primera página a la siguiente, puede dar al traste con todos los cálculos. Por otro lado, son inevitables, porque, escribas lo que escribas y sea con la intención que sea, siempre vendrá gente a tu bitácora buscando caniches desnudos. O algo por el estilo.
Siempre son bienvenidos, claro está; cuando uno escribe una historia que no es coyuntural, sino un pequeño ensayo sobre algún tema de interés, uno quiere, con toda la razón del mundo, que la gente lo encuentre y que lo lea. En ese caso, estamos de suerte: las bitácoras, por su esencia, tiene un bonus en los buscadores: el hecho de que se renueven con frecuencia, que tengan enlaces automáticos desde diferentes sitios, y el hecho que, de vez en cuando, también reciban un enlace intencionado, hace que, escriba uno lo que escriba, siempre va a tener un ranking más alto que cualquier otra cosa que alguien escriba, pongamos por caso, en una página personal.
Aprovéchemosnos de ello, pues. Tampoco hay que hacer gran cosa: simplemente poner a las historias un título que sea descriptivo, y usar las etiquetas de énfasis para ello (es decir, las de heading o énfasis, no las de tipo de letra diferente). Si tu sistema de publicación de bitácoras además incluye el título de la historia en el título de la página, mejor que mejor. Y en lo de descriptivo, me refiero a que si uno habla de persianas, titule la historia algo relacionado con las persianas, como la vida en las persianas, y no la insoportable levedad de los ocultadores de la luz solar.
Y hay siempre que tener en cuenta que, aunque uno escriba para la parroquia, al final siempre habrá turistas; no debe dar la impresión de que, al leer una historia, uno está en medio de una conversación cuyos interlocutores ni siquiera conoces. Las historias deben ser más o menos autocontenidas; si es imposible, hay que poner enlaces a otras historias anteriores que sean esenciales para comprender la actual.
En algunos casos, los turistas se pueden convertir en parroquia; por eso conviene no espantarlos desde el principio. Al fin y al cabo, todos somos criaturitas del señó.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/13464

1
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-08-12 18:01

Visitas blogosféricas y jorobas (ya estamos otra vez con lo mismo...): «Siguiendo con el tema de que las visitas blogosféricas siguen una ley de potencias, surgido a raíz de los resultados de la I encuesta blogosférica de Tintachina y Blogpocket, cabe preguntarse porqué diablos las visitas med»



Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2003-11-30 00:17

Pues no desdeñe eso de los ocultadores de luz solar, yo creo que daría para una buena historia ;)



2
De: de flexarorion Fecha: 2003-11-30 17:07

¿Y qué pasa si uno escribe para su parroquía y le importan una higa -¿habría que decir breva?- los turistas?



3
De: JJ Fecha: 2003-11-30 18:09

A ellos le va a dar también una higa, van a venir de todas formas.
En serio, las estadísticas de las páginas más leidas de un sitio sorprende bastante.



4
De: fernand0 Fecha: 2003-12-01 00:51

Como dice JJ, aunque a uno se le de una higa los turistas, llegarán, y lo mejor (?) de todo: algunos pasarán a formar parte de la parroquia.



5
De: puta Fecha: 2005-09-02 00:33

son una mierda



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.164.166 (cb1f140595)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • George Windsor en Vuelven los buenos tiempos
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia