Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Exploración y explotación

2004-05-11 01:00 Cuando mi familia contrató el acceso a televisión via satélite por primera vez, podía pasarme horas haciendo zapping. De arriba abajo, de abajo a arriba, canales temáticos, no temáticos, regionales, metacanales que te mostraban imágenes de todos los canales. Apenas se pasaba uno unos minutos en cada canal, lo suficiente para decir qué guay, un canal en serbocroata, y pasar al siguiente. Este es un clásico comportamiento de exploración: cuando se llega a una tierra ignota, hay que buscar en todos los rincones, sentirse cómodo, orientarse en ella. También es muy granadino eso de goler.
Pero a los pocos días, tanto zapping aburre; uno se encuentra más de dos minutos mirando la liga de hockey sobre hierba uzbeka (en versión original), y dice, qué diablos hago yo aquí, así que se concentra en algún canal de pelis, en las reposiciones de M*A*S*H y de Corrupción en Miami, y en ver CSI en el canal AXN. Es decir, explota lo que ya conoce, profundizando en una zona determinada del espectro televisivo, y dejando el resto para enseñárselo a los coleguis cuando vienen.
Ese comportamiento de exploración/explotación se repite en muchísimos casos. Cuando compras un libro, es muy difícil que te compres, por las buenas, uno de Imre Kertesz si no has leido nada de él antes: te comprarás alguno de Muñoz Molina o de Arturo Pérez-Reverte, que la vida es corta y no vas a desperdiciar tiempo leyéndote un ladrillo. Más vale lo malo conocido...
En la Internet, por supuesto, pasa lo mismo, con la única diferencia de que la Internet es mucho más inabarcable que la televisión por satélite, y tras un enganche inicial que quizás dura unos cuantos meses, vas a los grupos de noticias, foros, canales, páginas web y weblogs que te han gustado en el pasado. Además, el comportamiento explotativo frente al explorativo es un mecanismo de defensa: frente al vértigo que produce tanta información, al estrés que pueden generar los millones de páginas web nuevas que se crean todos los días, es mejor conocer bien dos o tres páginas web, y, si hay algo interesante, ya se enterará uno.
Eso hace que se produzca una brecha digital: simplemente, un hueco entre los que leen una cosa, o se interesan por unos temas determinados, y los que se interesan por otros temas. Una persona a la que le guste el hip-hop no va a ir a un foro de chill-out, ni al revés; los que se bajen habitualmente música de ese tipo, no se bajarán del otro, y viceversa. Los gustos se refuerzan, y la posibilidad de entendimiento se hace cada vez más remota. Esta es una de las promesas incumplidas de la internet: el entendimiento entre los pueblos. No solo no hay entendimiento entre los pueblos, sino que ni siquiera lo hay entre los que crían mapaches y los que crían iguanas.
Y no hay fácil solución para eso. Es un comportamiento instintivo. Hay que proponérselo para superarlo. Quizás tengamos que obligarnos a nosotros mismos a, una vez al mes, llamarlo "día de la exploración", y leer y comentar solo donde no leemos y comentamos habitualmente. Y que no nos pase ná.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/18505

Comentarios

1
De: Cek Fecha: 2004-05-11 22:47

Muy buena la reflexión. Felicidades :)



2
De: JJ Fecha: 2004-05-12 06:49

Gracias!



3
De: Rafael Merelo Fecha: 2004-05-12 10:24

Pues yo no veo solución, pero tampoco un problema. Es cierto que internet produce una brecha digital entre personas de diferentes gustos, pero no es menos cierto que muchos compartimos diversas aficciones, y eso nos permite contactar con unos y otros. A lo mejor a mi me gustan las tortillas sin cebolla, y a otro con cebolla, y nos vamos a nuestras respectivas webs, pero después los dos somos del Betis, y coincidimos en otra.

Además, sí creo que ayuda al conocimiento de los pueblos, porque conoces a gente de otros lugares, y con otras formas de pensar, que coinciden contigo en alguna afición: pesca con mosca, hockey sobre pies descalzos, etcétera.



4
De: JJ Fecha: 2004-05-12 10:29

Si, pero en la web de tortillas se habla de tortillas, y en la web del Betis se habla del Betis. Vete a hablar del Betis a la web del Sevilla.
hockey sobre pies descalzos... y esgrima con paraguas bellos, no?
:-)



5
De: juan carlos Fecha: 2004-05-12 13:48

Pero muchas veces (y funciona sobre todo en internet) los lugares trillados, los amigos de siempre te proporcionan alguna referencia de algo que no conoces pero que parece tentador. Ocurre mucho con los libros. Yo he leído a autores de los que no sabía nada porque otros, mis habituales, por decirlo así, me hablaron de ellos. Lo mismo ocurre en la web, favorecido por los enlaces. A veces, uno comienza en un sitio conocido y acaba en otro del que nunca ha oído hablar pero que le fascina.



6
De: JJ Fecha: 2004-05-12 15:34

Es posible, pero la esfera de los libros es menos extensa que la de la internet, y, además, tus amigos es posible que, de antemano, tengan gustos muy parecidos.
En todo caso, puede suceder; lo extraño es que no suceda más.



7
De: ifrit Fecha: 2004-05-13 00:20

Me quedo con el 3 y el 5, no busquemos problemas dnd son todo soluciones...
De los mejores ejemplos: las bitacoras. Saltando d una n otra, visitando sus nlaces...
Me ncanta explorar internet (asi llevo toda la semana con unos desordenes d suenho...)

www.blogia.com/mediapinta



8
De: JJ Fecha: 2004-05-13 07:02

Es que la exploración cansa...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.157.241 (44ef50a59c)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia