Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Las batallitas del abuelo

2004-05-25 01:00 Entre los grupos que no están, y, desgraciadamente, no se les espera, son los mayores. Es lo que ocurre con las estdísticas, que cuando se dice que hay un 25% de personas conectadas a internet, se piensa que es un 25% de todas las personas, de cada barrio, de cada grupo social, pero no es así. Posiblemente, entre los menores de 25 años haya un 80% de personas conectadas a Internet, pero entre los mayores de 65 no llegará al 1%.
Y es una pena. Porque la internet puede ser una forma de que los mayores conecten con las nuevas generaciones, incluso sus propias nuevas generaciones; de que se mantengan en contacto con los demás, y entre ellos, y que eviten la soledad que, en muchos casos, es su mayor problema. No es que yo frecuente mucho los asilos ni los hogares del jubilado, pero me da la impresión de que, al lado de la barra donde sirven los carajillos y dan los tableros de damas y el dominó, no hay ningún ordenador para conectarse a Internet.
Si no está es porque quizás, tampoco lo piden. Los mayores se llevan mal la tecnología, pero lo que no se sabe es si la culpa es de los mayores o de la tecnología; en parte es culpa de esta última. Hay dos problemas principalmente: de usabilidad, es decir, de acercar la navegación de los sitios y el uso de los programas a las personas que tienen poca experiencia con botones, ratones y teclados, y, por supuesto, de accesibilidad: en muchos casos se tratan de personas de movilidad reducida (lo cual implica que les puede resultar difícil teclear), y también de visión reducida.
Lo ideal sería que se crearan contenidos específicos desde los organismos oficiales; por ejemplo, hay un Patrimonio.es, y también un Mayores.es, pero quizás no tenga todo el alcance que sería suficiente. También es cuestión de acercar a los mayores a la tecnología; algunas iniciativas, como el aula permanente de la Universidad de Granada.
Lo curioso es que ese fenómeno es puramente hispano, o quizás de una parte de España; conozco personas mayores fuera de España que mandan sus emails, y hacen sus búsquedas con Google o con lo que pillan, y van a clase para aprender a manejar un procesador de textos y escribir sus memorias; pero aquí no sucede. Vaya usté a saber porqué: problemas de base educativa, problemas quizás de atraso tecnológico secular... Sea cual sea el problema, por lo menos, al identificarlo, estamos más cerca de la solución.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/18902

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2004-05-25 07:30

Revisa esta frase .. "Posiblemente, entre los menores de 25 años haya un 80% de personas conectadas a Internet, pero entre los mayores de 65 será cerca de un 100%."

No estamos preparados. El otro día fui a una tienda para preguntar por un teléfono celular para una ancianita y me recomendaban, como botones grandes y separados el que tengo yo, que a mi me parece incómodo por lo pequeñas que son las teclas para mi, o sea que no te digo nada para una viejecita...

Lo de los ancianos es cuestión de (poco) tiempo: hace falta la 'killer app'. Mi padre y mi suegro, por ejemplo, se sienten atraidos por la fotografía digital, y a poco que se les empujase, se animarían.






2
De: JJ Fecha: 2004-05-25 07:58

Um, gracias. Qué fallo más tonto.



3
De: álvaro Fecha: 2004-05-25 08:43

Mi padre empezó a utilizar el correo electrónico en el trabajo y poco a poco ya se pelea con PDFs, plugins y otras finas hierbas. Utiliza Google para buscar cosas sobre medicina (que ya está mayor) y tiene como página de inicio un portal financiero para mirar las cotizaciones de la Bolsa. O sea, se ha dado cuenta de que puede tener acceso a determinadas cosas clave, y hace un uso bastante concreto de Internet. Supongo que si a todos los mayores les surgiese una necesidad concreta, las posibilidades de que lo usasen serían mayores. Pero veo complicado, por la dificultad que les supone, que si se les presenta como una herramienta de "ocio" general vayan a adoptarla...



4
De: JJ Fecha: 2004-05-25 08:48

Quizás es que no se conocen esas necesidades; a lo mejor el problema es que cada persona tiene unas necesidades muy peculiares, y hay que enseñarle, específicamente, como acceder a eso.
fernand0: tienes razón: la fotografía digital tiene muchas posibilidades, pero quizás no tantas facilidades como la analógica; aunque hoy en día puedes llevar la tarjetita a la tienda y te la devuelven impresa y en CD, si quieres.



5
De: Joaquin Gazquez Garcia Fecha: 2004-05-25 09:09

Efectivamente JJ parte de razon tienes no hay mucha facilidad para los que hemos sido un poco ajenos a la ofimatica unas veces por una cosa y otras por otra te mentalizas creer que no te va a servir para nada y cuando quieres prestar atencion unas veces por las cataratas y otras por los demas achaques la verdad es que somos pocos los que nos animamos a estos menesteres Despues de 40 años en la administracion con las cosas que has`podido hecer pero entonces no te iban a servir para nada. En fin a lo hecho pecho un saludo para todos.



6
De: JJ Fecha: 2004-05-25 09:17

Gracias, Joaquín. Por lo menos tú estás animado, ¿no? Quizás lo que hace falta es un poco de evangelización.



7
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2004-05-25 11:35

Mi padre (62 años) se animó con la informática e Internet cuando fue a comprar coche. Se pasó semanas enteras viajando por webs automovilísticas y sacando interminables listados de características técnicas de los coches. Con ello se acostumbró a usar windows y los fundamentos de la navegación.

Lo malo es que desde que se compró el coche lo ha venido dejando bastante, pero bueno.




8
De: JJ Fecha: 2004-05-25 11:50

Hasta que decida comprarse otro... pero por lo menos tiene las nociones de como usarlo.



9
De: Heimy Fecha: 2004-05-25 12:22

Quizá habría que animarles a bitacorear. La juventud ya hace mucho tiempo que no acude a sus mayores para buscar sabiduría. A lo mejor deberían probar a volcarla en Internet, y las bitácoras se prestan a ello.

Aparte de eso, supongo que sería una buena terapia para la soledad que muchos sufren, y para la debilidad mental que acaba atenazando a otros. Recuerdo que mi abuela empezó a declinar rápidamente en cuanto se quedó sin nada que hacer (jubilación + nietos crecidos), pero me temo que para ella Internet llegó demasiado tarde.



10
De: JJ Fecha: 2004-05-25 12:23

Efectivamente, esa es la idea.



11
De: vito gonzaga Fecha: 2004-05-25 14:14

Supongo que una de las grandes barreras es la de la alfabetización, de mis abuelos sólo uno sabe apenas leer un poco y ya con la pérdida de visión a duras penas. Si mi abuela se hace siempre un lío para llamar por teléfono por no hablar de poner la lavadora o manejarse mínimamente con el mando a distancia del televisor como para ponerla delante del ordenador :-P



12
De: inwit Fecha: 2004-05-26 07:16

Yo estuve dándole clase de ofimática a un señor con 73 años y miles de achaques. Pero la inquietud y la curiosidad la tenía... La vista y los otros achaques eran el único obstáculo. No se me ocurrió enseñarle a bitacorear, hubiera sido fantástico. A ver si le pongo un email...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.91.171.137 (1adcdf3252)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • reviews of female supplements en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • mrycogwls en La internet invisible
  • Testosterone Booster Reviews en La internet invisible
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia