Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

El ordenador es la red

2004-06-08 01:00 Esta frase nació como slogan de Sun Microsystems para tratar de conseguir ventaja sobre Microsoft. Microsoft domina los ordenadores de sobremesa, eso está claro; la mayor parte de los ordenadores usan sus sistemas operativos. Pero ¿qué ocurre si sobre ese sistema operativo añadimos una capa, llamémosla navegador, que nos permite acceder a un montón de servicios desde cualquier parte? Pues que el ordenador es la red, efectivamente.
La idea de igualar el ordenador a la red es relativamente simple: coloquemos en el ordenador, o encima del ordenador, una capa que permita acceder a la red y hacer una serie de cosas, como almacenar ficheros, de forma independiente del tipo de ordenador y sistema operativo en el que nos encontremos. El navegador sustituiría al sistema operativo, y ofrecería todos los servicios que permite habitualmente éste. Cualquier cosa que se necesite estaría en la red: en vez de un programa de correo, se usa el correo en la web; se almacenan también ficheros y se recuperan a partir de un interfaz web, que puede ser tan sofisticado como uno quiera; puedes poner calendarios, procesar textos, realizar cálculos... todas las facilidades de un paquete de ofimática caben en un navegador.
Evidentemente, si todos los servicios proceden de la misma fuente, se corre el peligro de volver al mismo monopolio del que se huye; pero, afortunadamente, hay navegadores procedentes de muchas empresas, los mejores, como el Firefox, son libres; los lenguajes en los que se basa el concepto, como el Javascript y el Java, son también más o menos libres (el Java, cada vez más), y la mayor parte de los servicios puedes conseguirlos gratuitamente de una serie de compañías como Google o Yahoo.
También puede ser un problema si se pasa de un modelo en el cual se paga por un programa, y no hay que volver a pagar por él, a un modelo en el que se paga por servicios: tantas palabras procesadas, tanto tienes que pagar. Aunque es evidente que hay servicios de pago (hay webmail de pago, por ejemplo), siempre habrá otros muchos que sean gratuitos. Todo eso puede cambiar, claro, pero, por lo pronto, no tiene pinta de hacerlo.
El navegador, además, está diseñado para eso: admite cualquier tipo de protocolo, y el lenguaje, HTML, es un lenguaje de descripción estructural. Aunque la programación de un servicio basado en la web es bastante diferente de la programación de algún otro tipo de programa (aunque no demasiado diferente, porque se trata, al fin y al cabo, de programación visual), tampoco es como para que no pueda hacerlo nadie. Y si falta algo, ahí está el Flash, que incluye también un lenguaje de programación, o múltiples plugins para el navegador que añaden las capacidades que les faltan.
Microsoft apunta a lo mismo con su .Net: una máquina virtual, situada encima del sistema operativo, que ofrece sus mismos servicios, y, además, independencia de la máquina; integrada en un navegador, puede hacer lo que te dé la gana. Pero no ha llegado a tener tanto éxito como la máquina virtual de Java y el mismo Java, que hoy en día se puede encontrar hasta en los teléfonos móviles.
En fin, que dondequiera que haya un chisme con un navegador conectado a la red, allí estará mi ordenador, porque mi ordenador es la red.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/19322

Comentarios

1
De: Aloriel Fecha: 2004-06-08 22:23

Y si vivo en una recóndita parte del mundo donde no hay teléfono, no llega el cable, no llegan las 'wireless' (suponte que el satélite es inaccesible), etc ... ¿no podré tener un ordenador?.
NO gracias, prefiero la estructura actual, además mis datos en mi ordenador, para mí que, están más seguros.



2
De: JJ Fecha: 2004-06-09 06:35

Sí, pero uno de los de toda la vida.
No es que yo no la prefiera, pero me gusta también aprovechar la red.



3
De: manny ramirez Fecha: 2007-11-12 20:35

tienen muy buenas respustas esta bien diseñada su pagina encontre lo que yo realmente queris



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.102.16 (f70c6fbb30)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia