Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Jugando a Emotrions

2004-10-28 01:00 Igual que a Algernon, a mí también me han mandado un mazo de Emotrions para que lo evalúe; sirva esto como disclaimer. He subido también esta foto a Flickr.
Y me he puesto a jugar con él, claro. Primero con mis hijas, y luego con un adulto. Evidentemente, la experiencia es muy diferente.
A ver, primero, mis hijas. Son más pequeñas que la edad recomendada, sin embargo, han disfrutado muchísimo, hasta el punto de ponerse a jugar luego ellas solas. Evidentemente, el juego para ellas es muy diferente que para un adulto. Pero está muy bien, porque aprenden a sumar los puntos de las cartas, para tratar de sacar las que tengan más puntos, compararlas con las que hay en el campo, y además, les encantan los colores (y lo de la cruz y raya, que ellas no identifican con positivo/negativo). No quiero ni intentar jugar con ellas más en serio, pero además, es que no lo disfrutarían igual. Como ventaja adicional para ellas, son pocas cartas, pocos tipos de cartas, y se juega rápido (y tiene cierta redundancia en el mazo, así que si se pierde una carta no pasa nada). Así que es excelente para niñas de 6 años. Evidentemente, supongo que no sería la intención original de los diseñadores, pero es lo que tienen los juegos, que los niños siempre los usan a su manera. Como está mandado.
Con adultos, es diferente. Te tienes que meter más en el meollo del asunto, y tratar de ganar, claro. Pero advierto que es terriblemente difícil. La estrategia, según se reciben las cartas, es tratar de deshacerse de las cartas negativas, y amortizar las positivas. Pero es muy difícil hacerlo. Si eres mano, es decir, tienes que jugar tú, tienes que tratar de echar siempre con cartas pequeñas, porque si juegas con cartas con valor alto, sean positivas o negativas, corres el peligro de que el oponente te suelte cartas negativas, y tienes que llevártelas. Por supuesto, tienes que tener muy en cuenta qué cartas han salido, como en el tute. Ni se te ocurra jugar dos cartas positivas si la carta hambre, que "se come" todas las cartas, no ha salido todavía. En todo caso, nunca son recomendables las emociones excesivas: muy positivas (amor+fuerza, por ejemplo, son 10 puntos) te arriesgas a que te metan dos cartas negativas (odio+odio, que serían 6 puntos), con lo cual tu ventaja se quedaría en 4 puntos.
En fin, que es un juego con una estrategia muy sutil. Yo no sé, la verdad, si servirá para desarrollar la inteligencia emocional; está claro que prima las emociones positivas (amor, alegría) sobre las negativas (odio, fuerza), pero también está claro que las emociones excesivas (fuerza) se pueden neutralizar con emociones negativas... en fin, que es complicado. De hecho, ayer jugando con una persona adulta, perdí 3 de 4 partidas.
Precisamente por lo complicado, también es entretenido. Además, tiene una ventaja adicional: se juega muy rápidamente, en 5 minutos tienes un juego ventilado. Así que yo también lo recomiendo, igual que Algernon.
Podéis comprarlo online en OcioJoven, donde también han publicado una reseña. He encontrado también una referencia en esta bitácora (o algo así).

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/22631

Comentarios

1
De: piti Fecha: 2006-02-19 18:41

me la chupas



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.152.80 (43b27bf081)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia