Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Las guerras del petróleo

2002-10-15 07:35 Vamos a ver si me aclaro. Trataré de poner unos cuantos hechos en conjunción, a ver a dónde nos llevan.
Primero, desde los años 70, occidente empezó a ser consciente de que su estilo de vida dependía enteramente del petróleo. El coche es el exponente más claro de este estilo de vida, pero también lo es la calefacción, las centrales eléctricas que funcionan con fuel, todos los medios de transporte. También empezó a ser consciente de que el petróleo es un recurso finito, y por tanto se pusieron a ahorrar, y a desarrollar tecnologías que ahorraban petróleo, y a pensar en energías alternativas (eólica, nuclear, geotérmica), y en medios alternativos de conducción y almacenaje de energía (células de combustible). Una vez más, los coches, que son el exponente más claro, del estilo de vida, se hicieron mucho más eficientes energéticamente, y a extraer más caballos por cada gotita de petróleo (refinado) que se gastaba.
Simultáneamente, las necesidades energéticas se hicieron mayores. Los americanos no se conforman ya con un utilitario, sino con un camión al que llaman SUV, "sports utility vehicle", que tiene el tamaño y peso de una camioneta de reparto de, pongamos, yogures. Las casas tienen más aislamiento, pero también más chismes: tres o cuatro mil watios no son ya suficientes para ninguna familia; en cuanto que se tiene la vitrocerámica, el microondas, el frigorífico y la lavadora, saltaría el automático. Todo eso quiere decir que la familia media, y especialmente la familia media americana, consume en realidad más petróleo de lo que lo hacía en los años 70, como se puede ver este gráfico y en este (que es un poco más cutre).
Vamos ahora al turrón: durante el debate sobre la extracción de petróleo en un parque natural en Alaska, recuerdo haber visto un gráfico sobre las necesidades de petróleo de los americanos, con 3 curvas. Una, creciente, indicaba las necesidades de los americanos. Otra, que tenía un máximo pero luego descendía, indicaba las reservas actuales americanas. Otra, que mantenía ese máximo (al menos durante una temporada), indicaba qué pasaría si se empezara a taladrar Alaska. Total, sólo iban a palmarla unos cuantos renos.
Eso indica que el petróleo es una necesidad estratégica para los americanos. Evidentemente, que esto sea así tiene algo que ver con los vínculos de su presidente actual con las grandes petroleras, como Exxon. Por eso, la guerra que se nos avecina, como las anteriores, tienen su clave en el petróleo. Estados Unidos quiere asegurarse sus reservas estratégicas, y las que no puede tener por las buenas (por alianzas, por ejemplo, con los Emiratos Árabes Unidos) las tendrá por las malas.
Hablando con un conocido israelí (de origen húngaro), me comentó que la mejor inversión a medio plazo que podían hacer los israelitas es en energías alternativas, para evitar la dependencia del petróleo de occidente. Y lo cierto es que eso también disminuiría las tendencias belicistas de los americanos. Al menos hasta que tengan que pelearse por el agua.
Lo bueno de todo esto es que todos nosotros podemos hacer algo por parar la guerra: simplemente, ser conscientes de nuestras necesidades energéticas, y tratar de disminuirlas en lo posible; también tratar de apostar por las energías alternativas, a través de nuestro voto o de nuestra pertenencia a alguna asociación.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/2918

1
De: Atalaya: desde la tela de araña Fecha: 2005-08-04 09:06

Un mundo sin petróleo: «Copensar habló el otro día de Peak Oil, un libro sobre lo que sucederá cuando se acabe el petróleo; el problema es que lo que plantea ese libro es quitar la subordinada, es decir, hablar, simplemente, de lo que suceder&aa»



Comentarios

1
De: lgs Fecha: 2002-10-15 10:57

Estimado JMerelo:

Ese enfoque es muy clarificador, y muestra algo que puede hacerse y que tendría muchos efectos: aumentar la sensación de poder individual ("estoy haciendo algo"), disminuir el riesgo de guerras motivadas por escasez de recursos, y tender a mejorar las perspectivas de nuestro planeta como hábitat para nosotros.

Dándole vueltas a cómo funciona lo del cambio de hábitos individuales (dejar de fumar, empezar a hacer ejercicio, ahorrar agua, aprender a decir gracias y por favor, etc), me da la impresión de que la secuencia no es siempre "información, concienciación, decisión, cambio de hábito".

Muchas veces, primero se adquiere un pequeño hábito y luego se racionaliza. Ese cambio facilita que adquiramos otros hábitos. ¿Qué pasaría si el ciclo en conjunto se convirtiese a su vez en un hábito?

"Evidencias" en este sentido:
- los niños aprenden a decir "por favor" y "gracias" y con el tiempo lo interiorizan y son niños "educados".
- cuando uno adquiere el hábito de cepillarse los dientes, llega a sentirse incómodo si un día no se los puede cepillar.
- roskaliike, el movimiento basura iniciado por un grupo de féminas finlandesas, opta por adquirir el hábito de recoger una pieza de basura al día y tirarla al contenedor. Muchos maestros observan que ese hábito mínimo se contagia al resto del comportamiento: esos niños aprenden a no tirar papeles al suelo. (Roskaliike).

¿Habrá un "roskaliike" del ahorro energético?

Este comentario no le quita valor a iniciativas "grandes". Pero un modo "blando" de permitir que la gente se pare a ver qué está haciendo y se vea a sí misma haciendo pequeños cambios ... No sé, creo que estaría bien.

lgs



2
De: Anónimo Fecha: 2006-10-15 02:25

vhbj dfhn dzrhfsaf



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.3.96 (e11ae72252)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • George Windsor en Vuelven los buenos tiempos
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia