Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro] Conexión Habana, de Botello & Angulo

2005-05-04 18:15 Conexión Habana es la historia de un reportaje con cámara oculta grabado en la Habana, que trata (y consigue) probar la conexión entre los narcotraficantes y el régimen cubano. Los autores, narrándolo en primera persona (como el título de la colección a la que pertenece), desarrollan el making off del reportaje, desde que se encuentran por primera vez, pasando por cuando hacen el MBFA (master in business farlopa administration), hasta sus aventuras y desventuras en la isla.
El libro se lee como una guía extrema de Cuba; tiene más de libro de viajes que de policíaco, y habla de muchas cosas que no se suelen hallar habitualmente en guías. En ese sentido, sirve para conocer un poco más la isla; sobre todo, lo que habitualmente no se ve.
El usar dos voces narrativas lo hace bastante ágil; Mauricio, un mediador a lo Joe Sacco, es parco en palabras y suele llevar la voz cantante, mientras que Santi es más periodístico, y sus aventuras se centran más en su relación con Onliyú, una chica que nada tiene que ver en la trama que investigan, que conoce por casualidad, pero que acaba sufriendo las consecuencias.
En resumen, es un libro entretenido, y que puede interesar sobre todo a quien quiera conocer la realidad de la isla de primera mano.
Este ha sido uno de los libros que me Temas de Hoy me ha enviado para reseñar. Puedes seguir a los autores en su blog. El libro se puede adquirir en Casa del Libro. En cuanto a su reflejo en la blogosfera, Spacebom habla del blog, que no del libro; el comentario en Escolar.net generó una discusión considerable sobre la ética blogosférica (aquí metimos baza en esta historia; también lo ha recibido eCuaderno. La página del reportaje está que se va que se viene, pero de él te puedes bajar un capítulo. Hubiera estado bien poder bajarse algún clip, por cierto.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/29425

Comentarios

1
De: xavier caballé Fecha: 2005-05-04 22:32

¿Lo habrías comprado?



2
De: JJ Fecha: 2005-05-05 09:07

Esa es una buena pregunta. A priori, no lo habría comprado. Los libros de ensayo no suelo leerlos si no son de tema friqui-científico. Quizás, si tuviera planeado visitar Cuba, sí.



3
De: Anónimo Fecha: 2005-05-05 11:17

Hola JJ,
soy santi el autor "periodístico" del libro del que hablas.

Creo que eres el primero que opina en internet sobre "conexion habana" tras leerse el libro.

Me complace que lo veas como una guía de Cuba. Era parte de nuestra intención. A nosotros nos encanta Cuba. De todos modos, no quería centrarme en la parte más "extrema" tal y como comentas, sino dar también protagonismo a toda la isla de Fidel de los Bosques.

De la mano de Onliyú, una joven estudiante de historia actualemente en prisión, recorro la victoria de la revolución o esa guerra que ellos llaman de indepencia y que para nosotros fue "el desastre del 98".

Ojalá mucha gente visite Cuba gracias a nuestro relato y encuentre en las páginas de Conexión Habana, argumentos para hacer las maletas.

Pero el libro nace como una denuncia: la detención y tortura de tres inocentes que tuvieron la mala suerte de cruzarse en nuestro camino.

JJ. Mil gracias por haber tenido la paciencia de leer nuestro libro.

Una pregunta, casi tan malintencioanda como la de xabier caballé: Si nos decidimos a escribir otro libro... ¿lo comprarías?



4
De: Cek Fecha: 2005-05-05 11:39

Yo estuve a punto de comprarlo, pero al final lo dejé pasar porque no me atrajo del todo, quizás fuera la portada... ¿quien sabe?



5
De: Santi Botello Fecha: 2005-05-05 12:39

Vaya por Dios!
A nosotros la foto de la portada nos encantó...

Es posible que en tu decisión pesara el tema de los famosos espiados. Es una subtrama que sólo ocupa una página del libro pero que ha podido con la trama central de la investigación.

Para mí, hay una parte importante de la que nadie habla: la historia de dos personas muy distintas (Mauricio y yo) que se ven obligados a convivir en una situación extrema y terminan siendo amigos.

Mauricio, además de "Mauricio, un mediador a lo Joe Sacco, es parco en palabras y suele llevar la voz cantante" -tal y como dice JJ- es un Séneca del siglo XXI. COnoce perfectamente la condición humana y sabe qué resortes tocar para lograr que la gente haga cosas...

Esa es, para mí, la mejor parte. Pero de eso nadie habla...



6
De: Cek Fecha: 2005-05-05 17:14

Sí, pensé que el libro trataba el tema de los famosos espiados y como sale en los programas "basura" pues pensé que sería más de lo mismo. La próxima vez que lo vea quizás lo pille, más que nada para entender los entresijos de Cuba, ya que me intrigan bastante las sociedades tan "protectoras" de su cultura.



7
De: santi botello Fecha: 2005-05-05 18:23

Antes de que te gastes los ahorros, si te apetece, echa un vistazo en http://www.conexion-habana.com/archives/aventuras/index.html

puedes ver un poco el tono del libro. Si te gusta y decides leerlo entero ya me contarás.



8
De: maty Fecha: 2005-05-05 19:02

JJ: ¿Recibiste mi correo del Miércoles 4 de la 01:26h? En él te pedía que te hicieses eco de la CENSURA a Jorge Cortell.

http://nauscopio.coolfreepages.com/nauscopio_old/nauscopioV.htm#JORGE_CORTELL

Como me extraña, te lo comento aquí.



9
De: JJ Fecha: 2005-05-05 21:09

Santiago, gracias por dejar tus comentarios aquí. A mi la foto me gustó, me recordó a los cuadros de ese tío inglés, no recuerdo como se llama... tiene un poco de cuadro distorsionado.
Cek: no tiene nada que ver con los famosos espiados, apenas es una anécdota (aparece por un artículo que leen durante el viaje a Cuba).
Santiago: tienes razón, y además se ve en la narración, como la desconfianza inicial da lugar, al final, a una cierta complicidad, y luego amistad; Mauricio un poco de mentor, y Santiago de aprendiz.
En cuanto a si compraría otro libro; dependerá de la temática. Si, con el mismo tono, escribís ficción, creo que si. Si es no ficción, dependerá del sitio y del tema, supongo.
Maty: no, no lo recibí, pero de todas formas ya sabes que de ese tipo de cosas no suelo hablar, y que mi postura sobre el tema está también relativamente clara para quien sepa leer lo que suelo escribir y quien me conozca un poco.



10
De: maty Fecha: 2005-05-06 00:38

"Atalaya, JJ Merelo no recibió mi correo, así que la quito de la lista."

Ya me extrañaba, porque te leo.

No es la primera vez que GMail tiene problemas con mis correos. Utilizaré otra cuenta (antes he de crear el par de claves GnuPG).



11
De: Anónimo Fecha: 2005-05-07 16:02

JJ,
gracias otra vez.
Uno de tus comentarios me hace reflexionar. Yo tampoco suelo comprar libros de ensayo y, es verdad, que el nuestro tiene esa pinta. Sin embargo soy un fanático de Truman Capote y otros autores que impulsaron la "novela de no ficción".
Muy lejos de la maestría de esos genios, nuestro libro pretendía estar ahí. ¿si este libro fuera "ficción" tendría más tirón?
Lo de que la cosa sea verdad yo creo que tiene morbo, sin embargo, es verdad qeu se leería mejor si fuera ficción.
Me apunto tus reflexiones para un futuro. Si vuelvo a decidir escribir quizá tire por el camino de la ficción por el que, además, no hace falta pasar fatigas, ni jugarse el tipo...



12
De: JJ Fecha: 2005-05-07 17:13

Ni que nadie más se lo juegue...
Es posible que sea así; siendo ficticio, no hace falta incluir apéndices con documentos, ni probar nada, simplemente dejarse llevar por la narración. Pero, por supuesto, doctores tiene la iglesia...



13
De: Christian Aagesen Fecha: 2005-11-12 14:16


Buenos días. Me gusta reflexionar y escribir. No sé si mis textos son buenos o malos. Alguien quizá me pueda ayudar a resolver ésta duda. Si no ahí queda eso.

Gracias

Siempre tenemos que encontrarnos algún obstáculo, cuando menos lo necesitamos o cuando menos lo esperamos. Son como esas pequeñas piedras en el zapato, o como ese arañazo en la pintura de tu coche nuevo. Pequeñas desesperaciones que harían perder la paciencia hasta al más paciente.

Hoy me he estrellado de nuevo con un muro de granito, a punto de nuevo de volver a herirme de gravedad, aún sabiendo que podría haber frenado antes. Sin embargo cada día me freno antes y mejor. Es lo que llaman madurez supongo, o quizá la desgana de no tratar con lo imposible, con lo irracional, con lo necio.

Algunos pasamos algo de nuestro tiempo observando la naturaleza, ojeando revistas de ciencia y disfrutando desde la butaca de los documentales de animales salvajes. Nos sorprende su comportamiento, la relación con su entorno, sus costumbres, como el instinto les guía por su vida como si de una brújula se tratase, sin darnos cuenta que de que nos sorprenderíamos aún más si en esos documentales y estudios científicos fuéramos nosotros los protagonistas.

En una somera y brevísima descripción de nuestras peores aberraciones (presuponiendo que por ser la mal llamada "especie superior" nuestras virtudes - que no son pocas- ya son conocidas por todos), matamos por placer, nos corroe la envidia, los celos son capaces de llevarnos a la peor de nuestras pesadillas, podemos llegar a ser auténticos fanáticos de cualquier cosa elevándola al mayor de los paroxismos - léase religión, deporte, política, o gustos culinarios…. - criticamos al vecino, al compañero, al amigo, al enemigo, mentimos, somos orgullosos, vanidosos, retorcidos, desconsiderados, egoístas……….

En fin continuar en ésta línea, llevaría a la más profunda de las depresiones a cualquiera. Es como darnos cuenta de que el mal olor no procede de fuera si no desde dentro de nuestra propia casa y no encontramos la fuente de tal hedor y cada vez es más fuerte. Algo está claro, y es que esto va a peor, nos desarrollamos tecnológicamente, y la calidad de nuestro mundo aséptico e higiénico es cada vez mejor. El cerco a las enfermedades más virulentas como el cáncer, el Sida y la malaria, se va cerrando, pero paradójicamente nuevas enfermedades sin dolor físico ni estados febriles proliferan cada vez más, llegando paulatinamente más adentro, silenciosamente, sin que importen las predisposiciones genéticas, físicas o del entorno. No se contagian, al principìo no desarrollan síntomas, pero cuando nos queremos dar cuenta estamos ya enfermos, y no sabemos curarnos. Las enfermedades psíquicas, son difíciles de tratar, no duelen, no se sabe bien donde está la herida ni como curarla, y las recaídas pueden ser devastadoras.

Siempre han estado ahí, pero la desesperante búsqueda del modelo de felicidad impuesto por la sociedad occidental, capitalista y moderna, ha acelerado la epidemia, y endurecido sus consecuencias.

En el pasado, cada uno concebía su modelo de felicidad "taylor made" es decir a su propia medida y aspiraciones, sin importar lo demás, con lo que la variedad y la improvisación hacían de la vida algo más flexible y llevadero, incluso en los peores momentos. Hoy en día, es necesario ser propietario de una casa y un coche como mínimo, compartir tu vida con alguien interesante desde el punto de vista físico o intelectual, disfrutar de unas vacaciones anuales, cenar en restaurantes, vestir ropa de moda, y consumir y consumir sin fin. Todo ésto sin añadir que en el plano profesional debemos ser unos triunfadores y que nuestro trabajo aparte de estar bien remunerado sea atractivo. En pocas palabras una vida política y socialmente correcta.

Cualquiera , podría decir ahora - " ..bien, no estamos obligados a seguir ese modelo. Somos libres para elegir…" Efectivamente, en esencia somos libres, pero el hecho de ser animales sociales, que viven en comunidad, hace que indefectiblemente las tendencias de la mayoría nos arrastren irremisiblemente, como si de un gran río se tratase.

El no seguir ese modelo o no querer seguirlo causa conflictos con la comunidad y con uno mismo. Con la comunidad porque de no seguirlo es en definitiva arriesgarse a ser tachado de inconformista o inadaptado, cuando lo que se debería elogiar es el individualismo dentro del colectivo. Y con uno mismo, porque no se puede negar esa impronta que nos deja todo lo aprendido y mamado desde nuestra más tierna infancia. La religión, la moral y los protocolos y preceptos sociales residen de manera inherente y son como los cimientos de una casa. Podemos cambiar la apariencia y el aspecto exterior con mayor o menor esfuerzo, pero cambiar la estructura y los cimientos, es un trabajo arduo, complicado y sujeto a unas consecuencias la mayoría de las veces irreversibles. Todo esto sin sumar todas las experiencias vividas y los estímulos exteriores que forjan y definen aún mas si cabe, nuestro carácter y nuestra manera de relacionarnos con el exterior.

Es por ello, que cuando el conflicto surge, aparece la angustia. La ansiedad por ser aceptados por la comunidad, por no ser criticados, por no ser entendidos y en definitiva a ser condenados al ostracismo mas marginal.

En cambio cuando estamos dentro de la comunidad y adaptados en algún aspecto, nos sentimos arropados de cierta manera, pero puede de nuevo surgir el conflicto con uno mismo, la eterna pregunta de ¿ Estaré haciendo lo correcto … Que pensarán los demás … Es esto lo que me satisface ? nos presiona y nos persigue. Nadie está a salvo de esos momentos de angustia, de esos puntos de inflexión que como a mí hoy me llevan a la reflexión.

Es hora de defender y abogar por la originalidad de personalidades y el individualismo dentro del colectivo, y las únicas herramientas posibles, son el respeto, la pluralidad de ideas y la tolerancia.

La mejor manera de dotar a los humanos de éstas herramientas es a través de la educación, dejando modelos anacrónicos, prejuicios y conceptos oxidados en el pasado. Personalmente pienso que no hay peor lacra que la ignorancia, el miedo a abrirse a los demás y la falta de motivación para aceptar a nuestros semejantes tal y como son, con sus inquietudes personales y sus aspiraciones.

Ojala pronto podamos dejar de globalizarlo todo, incluida nuestra libertad a elegir como queremos vivir la vida de la manera que creamos más adecuada, ya que nuestra vida es nuestra y es un derecho vivirla como gustemos no una obligación vivirla como nos dicen.

Gracias

Christian Aagesen



14
De: jlm Fecha: 2005-11-24 02:56

Senjor botello, quizas para su desconsuelo aun no he leido vuestro libro mas no por desinteres mas por prioridades. Si en cambio he leido comentarios y calificaciones que vuestros fans os hacen y a ellas quiero opinar:- ni angulo es parco en sus palabras ni mentor para tus letras, no puedo creerlo conociendolo en un tiempo lejano; si en cambio puedo decirte que sin su confianza en tu literatura, jamas te habria dado tanto. Prudencia no es parquedaz mas quizas la unica forma con la que la sabiduria de algunos a los demas nos pueden ayudar. Estoy convencido de la importancia de tu conpanjero y de su inteligencia en su conocimiento de lo social y que muchos total desconocen.estoy seguro soys companjeros pues de otra manera no habria tanta libertad para haber alcanzado vuestro empenjo..
Soys y sereis un ejemplo en la libertad de expresion y muy actual con la necesidad hoy dia de un periodismo libre, etico o brutal .o como querais llamarlo.



15
De: el capitan Fecha: 2005-11-24 02:56

Senjor botello, quizas para su desconsuelo aun no he leido vuestro libro mas no por desinteres mas por prioridades. Si en cambio he leido comentarios y calificaciones que vuestros fans os hacen y a ellas quiero opinar:- ni angulo es parco en sus palabras ni mentor para tus letras, no puedo creerlo conociendolo en un tiempo lejano; si en cambio puedo decirte que sin su confianza en tu literatura, jamas te habria dado tanto. Prudencia no es parquedaz mas quizas la unica forma con la que la sabiduria de algunos a los demas nos pueden ayudar. Estoy convencido de la importancia de tu conpanjero y de su inteligencia en su conocimiento de lo social y que muchos total desconocen.estoy seguro soys companjeros pues de otra manera no habria tanta libertad para haber alcanzado vuestro empenjo..
Soys y sereis un ejemplo en la libertad de expresion y muy actual con la necesidad hoy dia de un periodismo libre, etico o brutal .o como querais llamarlo.n



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.205.159.168 (3d710e1fd4)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia