Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Sony y su lector de libros

2006-01-10 10:08 Lo cuentan en Slashdot: Sony presenta el iPod de los libros: tiene el tamaño de un cuaderno, usa eInk, y posiblemente tiene un sistema de gestión de derechos que hace que por la noche eche patitas y vaya destruyendo todas los libros en papel que tenga uno por la casa. Su Sony Librié, una versión anterior del mismo chisme, ya despertó suspicacias en ese aspecto.
A mi no me acaban de convencer estos chismes. Un lector de libros electrónicos puede tener grandes ventajas si te deja hacer lo mismo que los libros originales, incluyendo prestarlo, liberarlo debajo de un olivo, o donarlo a una biblioteca cuando decidas que no lo vas a leer más veces. Tampoco tiene mucho sentido tener un chisme que haga una sola cosa, cuando puedes tener chismes por el mismo precio que hacen muchas más cosas (un PDA que tenga una buena pantalla, por ejemplo).
Gizmodo ya lo ha probado, y comenta que incluye un lector de RSS; también lo ha comentado Ounae (¿cuántos blogs de gadgets hay?) y Xataka.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/36408

Comentarios

1
De: Juanlu Fecha: 2006-01-10 12:44

Parece un producto bastante ecológico, aunque me daría vértigo tener toda mi biblioteca almacenada en un trocito de silicio.
¿Te imaginas los destrozos que haría un gusano digital comelibros?
¿Sería bautizado como Fahrenheit 451? o ¿se comería el gusano dicho libro antes de ser bautizado?, pero si el gusano se come los libros o prensa que hablen de él ¿existiría dicho gusano?, y si ya se comió todos los libros ¿Qué sería un libro?, ¿Qué sería esta parrafada?



2
De: JJ Fecha: 2006-01-10 12:50

A mi me liberaría bastante espacio, pero al contemplar las estanterías vacías me volvería loco y me pondría a reescribirlos todos, usando pergamino y tinta indeleble.



3
De: biquillo Fecha: 2006-01-10 14:33

Yo probé el Sony Librié en el Sony Building de Tokyo y aunque tenía aspecto un poco retro, la verdad es que se veía cojonudo.
No es como una pantalla de un PDA que al rato te duelen los ojos. Se ve casi como el papel y al parecer tenía una duración de batería considerable gracias al uso de la e-ink.

Supongo que será el futuro de los libros/periódicos, etc.
De aquí a nada antes de salir de casa enchufaremos nuestro libro electrónico a Internet para descargarnos el periódico del día, previo pago y con DRM.
Desde el punto de vista ecológico es la leche pero la cantidad de trabajos que tendrán que replantearse será considerable.

Yo doy un voto a favor del libro electrónico, aunque echaré de menos poder pasar la página de papel en un libro.



4
De: Julio Alonso Fecha: 2006-01-11 00:34

JJ, que no me lees... En Xataka: Sony Reader, el libro electrónico.



5
De: WhisKiTo Fecha: 2006-01-11 01:39

Buen apunte, Julio ;)



6
De: JJ Fecha: 2006-01-11 08:31

La verdad, Xataka no lo leo; miré en los buscadores habituales (así fue como encontré los enlaces que hago) y no lo vi. Pero gracias por apuntarlo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.253.186 (f02b049600)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • George Windsor en Vuelven los buenos tiempos
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia