Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/38617

Comentarios

1
De: Arkangel Fecha: 2006-03-26 23:43

Muy curioso de leer. Y además parece que internet es ya "tan mayor" que tiene historia antigua y todo :)

El titular, muy impactante, como deben de serlo, ¿no? Aunque más bien podría ser ¿Google también compró eso?.



2
De: fernand0 Fecha: 2006-03-27 00:10

Hombre, yo lo diría menos poético: Google compró a alguien que había buscado a uno de esos que nunca tira nada ;)



3
De: infopoeta Fecha: 2006-03-27 15:00

Qué chulo :), me ha gustado mucho leerlo, es hasta emocionante casi :DD :)



4
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2006-03-27 15:05

Google también estuvo por aquí. Es como el palantir de Saruman.



5
De: lightme Fecha: 2006-03-27 18:15

Y quien sabe si el mequetrefe reciba cheques con dos O seguidas ;P



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.204.122.57 (7d5a79e80a)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia