Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Día del teletrabajo

2006-04-21 09:01 Ahora que el barril de crudo alcanza los 74 machacantes, y que los atascos son cada vez más grandes, y que un porcentaje considerable de la población española es funcionaria (¿12%?), ¿cuánta energía se ahorraría si la administración declarara un día de la semana el día del teletrabajo y se quedaran esos funcionarios en casa?
De hecho, hay quien dice que si se quedaran directamente en casa, sin teletrabajar, también sería un gran ahorro.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/39284

Comentarios

1
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2006-04-21 09:12

Probablemente más que con el cambio de hora...



2
De: malglam Fecha: 2006-04-21 10:16

Yo me apunto... todo sea por el ahorro ;P



3
De: enhiro Fecha: 2006-04-21 11:06

Total, para jugar al Zuma no hace falta desplazarse al curro.



4
De: JJ Fecha: 2006-04-21 11:26

¿Qué es el Zuma?



5
De: enhiro Fecha: 2006-04-21 11:31

Un juego de unas bolitas tipo arkanoid. Por aquí juega todo quisqui a eso. Aquí hay algunas imágenes.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.135.90 (7fa7470beb)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • rbcawlkrs en La internet invisible
  • shrndhln en La internet invisible
  • robert en La internet invisible
  • kite en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • kiyahi en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • mrycogwls en La internet invisible
  • Lorenzo en La internet invisible
  • Voyance Numerologie en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #30] Code simplicity, de Max Kanat-Alexander
  • jnyandrss en La internet invisible
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia