Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro] Everyman, de Philip Roth

2006-12-07 12:18 Todo hombre es un título bastante apropiado para este libro, que trata de la épica y la tragedia de lo cotidiano a través de la vida y la muerte de un ejecutivo publicitario. Empieza con el entierro, y sigue deconstruyendo su vida a través de sus matrimonios, su hija, su hermano al que admira y envidia, y, sobre todo, la enfermedad, la soledad y la muerte que rodean al protagonista en sus últimos días.
Es un libro con moraleja, o con muchas moralejas. Para mi, la principal es que las buenas intenciones, o la ausencia de malas intenciones, no es suficiente para garantizar una vida sin los reproches y aislamiento de los que te rodean. El protagnista nunca pretendió hacer daño a sus esposas, nunca pretendió separarse de los hijos del primer matrimonio, nunca pretendió alejarse de su hermano. Sin embargo, sus ex esposas lo odian, sus hijos lo ignoran, y sólo tiene a su hija como apoyo afectivo.
Por otro lado, es una novela sobre la muerte. Empieza con la muerte, y los hitos de la existencia del protagonista son las muertes de sus familiares, las enfermedades que, si no matan, cambian drásticamente la existencia de quienes la sufren, y las muertes de las personas que lo rodean. Dedica páginas y páginas (en una novela bastante corta) a los suburbios de la muerte, la descripción del cementerio judío en el que se entierra a su familia (y él mismo), y una charla con el jovial enterrador que cava, con sumo cuidado, las tumbas en ese mismo cementerio. El mensaje que te transmite es que no hay grandeza en la muerte, sólo miseria, pero eso no exime que sea una tragedia, si no para las personas que quedan, siempre para la persona que se va.
Sólo un consejo si la leéis: una vez que lleguéis al final, volved al principio, y leeros el primer capítulo, que sirve también como epílogo. Y muchas gracias a Mina Nabona, que me envió este libro, de forma totalmente inesperada, de mi lista de deseos.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/45224

Comentarios

1
De: Estefanía Fecha: 2006-12-08 10:15

:)



2
De: Alber Fecha: 2006-12-11 10:48

Como dato adicional, este libro se titula "Elegía" en su traducción española. Y sí, es un libro estupendo.



3
De: JJ Fecha: 2006-12-11 11:08

El título en español es adecuado, pero no es lo mismo que el original. Imposible, por otra parte, de traducir.



4
De: nfernefer Fecha: 2013-03-27 11:09

¡Ups! Leo tu reseña y recuerdo que lo leí. En una biblioteca ajena, y llena de libros extraños.
Fue el año pasado en la Hostería donde nos alojamos, el dueño había heredado una biblioteca increíble y la compartía con los huéspedes.
De verdad me gustó, y ...no, es traducible.



5
De: JJ Fecha: 2013-03-27 11:47

La maldición de los traductores... y más de los traductores de títulos. "Portnoy's complaint" tampoco es fácil de traducir. ¿Queja o lamento?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.26.172 (2583f22f78)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia