Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

El problema de la mochila

2006-12-20 12:41 Si quedamos en que la mochila es al geek lo que la marsupia al canguro, es decir, en sus diversas implementaciones (bandolera, a la espalda, riñonera, mochila compatible con iPod), imprescindible, se plantea un problema serio, el bien conocido problema de la mochila: ¿Dónde diablos deja uno la mochila cuando llega a un sitio?
Mochila geek
Los sitios más habituales son dos: el mueble habitual en casi todas las casas de postín denominado suelo (de venta en Ikea y otros comercios del ramo), y otro, también bastante habitual, denominado silla-de-donde-hay-que-quitarla-una-vez-se-quiera-sentar-alguien. Ambos dos totalmente inadecuados, aunque el primero tiene unas condiciones de seguridad bastante aceptables, salvo que la mochila sea de camuflaje-suelo y se tropiece con ella o se pise o tenga uno gato o cualquier otro animal doméstico que decida que es un sitio suficientemente adecuado para realizar necesidades sico/fisiológicas.
Otros muebles tampoco son mucho mejores. Las mochilas no están hechas para meterse en armarios, porque tiende uno a olvidar que existen, como ocurre con los paraguas, y los propios armarios, y puede uno necesitar ese pendrive que está precisamente en el bolsillo-especial-para-pendrives, y, al desconocer la existencia de armarios y todo lo que en ellos habita, no encontrarlo.
Un perchero, menos todavía, porque para rebajar el centro de gravedad de un perchero-con-mochila-colgada, hay que colgar otra mochila en el lado exactamente opuesto, lo que inmediatamente elimina de la ecuación los percheros asimétricos, o bien, otras dos mochilas de peso exacto en los tres puntos de Lagrange del perchero, lo que ocasionaría un gasto excesivo, pero una foto que podría tener cierto éxito en Flickr.
Y ni siquiera menciono los cajones. Las mochilas están específicamente diseñadas para no caber en los cajones. Ni siquiera lo que cabe en una mochila puede caber en un cajón. Así que no menciono más los cajones. Porque resulta impensable sacar cosas de una mochila para meterlas en cajones. La situación iría claramente a peor.
Con lo cual, teniendo en cuenta el peso específico de la población (y de las mochilas) que tienen este problema, ¡exijo el diseño y posterior comercialización (a precios populares) de un mueble-mochilero ya! (mejor si tiene conexión USB)

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/45580

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2006-12-20 13:25

Yo prefiero debajo de una mesa, o de una silla, o en un rincón: hay menos probabilidades de que alguien, al ir a sentarse, la quite y la deje en otro lugar inapropiado.



2
De: JJ Fecha: 2006-12-20 13:29

Interesante combinación...



3
De: Anónima Fecha: 2006-12-20 13:33

La mochila no "se deja" va siempre pegadita a uno, todo lo más puede quedar depositada cuidadosamente a nuestros pies. Aunque me han dicho que existen seres crueles que dejan su mochila, desvalida, triste y abandonada, en cualquier lugar ¬¬



4
De: JJ Fecha: 2006-12-20 13:36

Ingratos...



5
De: Juan Lupión Fecha: 2006-12-20 14:30

Interesante problema. ¿Y esto se puede resolver con un algoritmo genético?



6
De: JJ Fecha: 2006-12-20 14:34

Teniendo un número adecuado de mochilas, sin duda.



7
De: fernand0 Fecha: 2006-12-20 17:24

Bueno. Para todo hay prioridades, hasta para la mochila. Puede haber comida, bebida ...



8
De: DraXus Fecha: 2006-12-20 21:16

Yo tengo a la pobrecita en un rincón, aunque la próxima que me he pedido para reyes irá encima de la 2ª mesita de noche XD



9
De: dacmail Fecha: 2006-12-21 00:25

Que pedazo de post!!

Yo a veces la dejo entre la cama y la pared, un sitio inaccesible para personas de más de 1,20cm. Mis amigos me preguntan que si duermo con ella, ¿acaso lo dudan? claro que sí!



10
De: Zerjillo Fecha: 2006-12-21 10:25

JJ, eres un cabronazo... más hecho llevarme un buen susto. Esa mochila de la foto ES MIA!!!!!. Y por un momento pensé que la había perdido...

Es donde suelo llevar el portátil... durante un segundo he dudado... pero no, la mochila está aquí atrás mio y mi portátil está a salvo (de hecho estaba viendo esta entrada con él).

En fin, que algo mio es protagonista del blog de JJ ;-) Por cierto, ¿tener una mochila geek me convierte en geek?

Un abrazo

Zerjillo



11
De: JJ Fecha: 2006-12-21 10:50

La tomé en Baeza, ¿no te acuerdas?



12
De: Zerjillo Fecha: 2006-12-21 10:58

Si, claro que me acuerdo, pero cuando uno ve una cosa suya donde "no debería estar", la primera impresión es de que "algo falla" :-P

Zerjillo



13
De: jose Fecha: 2006-12-21 12:55

mi mochila es como la de mcgiver aqui hay de todo y para todo,



14
De: NinaNutz Fecha: 2006-12-21 18:36

Yo la dejo encima del revistero... y junto al zapatero, está claro que es como los zapatos, no puedes salir de casa sin ellos (y también tengo pesadillas cuando sueño que se me olvida mi mochila :-D)



15
De: JJ Fecha: 2006-12-21 21:00

Y no se cae el revistero?



16
De: NinaNutz Fecha: 2006-12-22 12:34

nope... está apollado en la pared, y no se cae, ya está en el suelo ;P



17
De: NinaNutz Fecha: 2006-12-22 12:35

En realidad el revistero tiene un tamaño bastante adecuado y cabe justo dentro, apoyada en la pared y en el revistero. Haré una foto en cuanto llegue ;)
Que hoy.... será tarde, así que para mañana mejor :)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.205.223.200 (3a1b0291ce)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia