Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

La quintaesencia de las cámaras digitales

2007-01-27 11:14 gente tomando fotos, por StewartLeyendo artículos como el de fernand0 sobre las cámaras, el acoso y la intimidad, hay algo que se me escapa. Me acuerdo, por ejemplo, de aquel episodio de los Simpsons en el que Homer va a una despedida de soltero, Bart le hace una foto con una cámara espía y se acaba difundiendo por todo Springfield. En él no había nada digital: sólo cámaras y fotocopiadoras analógicas. Y sin embargo, el efecto es el mismo.
Así que igual me estoy perdiendo algo: o antes sucedían fenómenos similares, pero en menor escala, o sucedían igual, o no sucedían. De hecho, algo muy similar (y muy analógico) sigue sucediendo en muchas ciudades: alguien se casa y se anuncia la despedida de soltero con carteles cachondos que se pegan por toda la ciudad.
¿Qué es lo esencial de lo digital? La inmediatez y la economía. Tira 100 fotos hasta que una de ellas capta el momento correcto, y mándale en un instante a Internet (y a todo el mundo). Pero no hay nada revolucionario en ello. Antes también se podía hacer un video en un mitin político, o una foto, o simplemente escribir lo que sucedió allí, y hacerle fotocopias, o mandarlo como una carta al director, o enviarlo a una televisión local.
¿Cuál es la cuestión, entonces? No estoy muy seguro, pero me inclino por dos factores: uno, el sicológico, y otro, el de acceso. El factor sicológico es la credibilidad añadida que se le presta a lo que hay en internet y a la imagen. Un cartel en la calle, una carta al director, la descripción de algo, no tiene tanta credibilidad como una foto cuyos campos de descripción dicen que se ha tomado hace unos minutos. Curiosamente, cuando sobre todo los periodistas cuestionan el problema de credibilidad de los medios digitales, yo creo que todo lo que está en internet nace (de forma bastarda, pero es así), con más credibilidad que lo que se encuentra escrito o pegado en la pared.
Y el segundo factor es el de acceso. Una carta al director tiene que pasar por muchos filtros para que se publique, incluyendo el sesgo ideológico del editor o lo que sea. Sin embargo, lo que uno sube a YouTube no pasa absolutamente por ningún filtro. Lo hago, y ahí va. Lo que redunda también en su credibilidad, claro.
La conclusión de todo esto es que, en realidad, lo importante de este mundo en el que la intimidad es un lujo no es tanto la economía ni la inmediatez, sino la facilidad en la difusión de la información y la credibilidad añadida que se le presta. ¿Suena plausible?

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/46617

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2007-01-27 17:05

Espero que no sea mi nota la que te hace pensar en lo de revolucionario. Es cierto que ahora mucha más gente lleva una cámara en el bolsillo que cuando lo de Bart Simpson y que el formato digital facilita la re-transmisión y la acción poco reflexiva. Y eso hay que saberlo y tenerlo en cuenta ;)



2
De: Anónimo Fecha: 2007-01-28 00:24

Sonar suena. Pero el caso es que hoy en día es raro el que no lleva una cámara encima (aunque sea la del móvil), y sin manos, no hay galletas. Digo fotos.

Luego lo que se haga con ellas, pues eso. Pero es más fácil, por estádística mismamente, que se haga algo cuando hay muchos.



3
De: Arkangel Fecha: 2007-01-28 00:25

Em.. el anónimo era yo.



4
De: JJ Fecha: 2007-01-28 11:09

Pero antes todo el mundo llevaba la memoria y los ojos puestos, y podía contar lo que había visto. ¿Por qué no lo hacía?
Yo creo que tiene que haber algo más...



5
De: fernand0 Fecha: 2007-01-28 11:17

Lo hacía pero, era más difícil salir de sus redes 'próximas' (y de la franja temporal: la imagen publicada permanece; tus fotos aquellas de Michael Jackson siguen siendo visibles, directamente. El recuerdo de alguien al que se lo contó otro al que tu se lo habías contado es más difuso). Tal vez.



6
De: JJ Fecha: 2007-01-28 11:19

Ésa es la cuestión. No es la tecnología de cámaras digitales, ni su ubicuidad. Es la facilidad de acceso a la difusión.



7
De: fernand0 Fecha: 2007-01-28 11:23

Ajá. Pero las cámaras digitales facilitan esa difusión, y llevarlas en el bolsillo frecuentemente también.



8
De: JoseAngel Fecha: 2007-02-01 16:44

Y el precio, mani mani... siempre la primera consideración. Sin contar que el tiempo es oro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.147.237.64 (d9edc61e32)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia