Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro] jPod, de Douglas Coupland

2007-02-08 17:14 En pocas palabras, este libro es entretenido, pero insubstancial.
Muchos spoilers a partir de ahora

Un libro gordo que asusta al principio, porque viene a pesar lo mismo que Quicksilver, en realidad, no tiene ni la 10ª parte de la información según el criterio de Shannon. O quizás si, porque llena páginas y páginas con los dígitos de pi, números aleatorios, números en los que se ha sustituido un 0 por una O (aquí es fácil, no vale). Capítulos narrados en primera persona por Ethan, un programador de juegos en una compañía sin nombre sita en Vancouver, se intercalan con páginas-splash tipo primeras páginas del wired, con frases, listas, acrónimos, y todo tipo de basura, que, según se explica uno a mitad de libro, resultan ser los contenidos del disco duro del portátil de Ethan que el propio Coupland, como personaje del libro, le cambia por, si, recogerlo en una carretera en medio de China. El propio Coupland, como personaje, se convierte en deus ex machina para salvar a otros personajes, lo que es un giro sin duda original, pero que, yuxtapuesto al resto del libro, te hace pensar si es que tenía que cumplir un plazo y no se le ocurría qué poner o simplemente quería quedarse con el personal.
En resumen: un libro bastante prescindible, salvo que te gusten las historias de desarrolladores-de-juegos-que-parecen-funcionarios-de-una-consejería-de-la-junta. Microsiervos, la novela de la que se supone que es secuela espiritual, era bastante mejor, aunque bastante por el estilo. Por lo menos tenía algo de sustancia. Y eso que yo mismo la metí en la lista de deseos, que fue de donde la sacó Xavi, bastante recientemente. Ya me avisaba allí en los comentarios Solo de Libros que no le había gustado: efectivamente, es una novela inane. A BL06 le parece raro. Y si, es raro. Pero no mucho. Ángela reflexiona sobre los personajes inexistentes, lo que hasta cierto punto es cierto. Son arquetipos maleables, con muy poco detrás, y prácticamente ningún tipo de sentimiento. Incluso, como dice ella, se confunden con las marcas y los personajes de la cultura pop: hay un John Doe, un Kam Fong (personaje de una serie) y un francés tiene nombre de libro de aprender francés...

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/46997

Comentarios

1
De: Alfonso E. Fecha: 2007-02-09 00:00

Vamos, que todo el rollo de Shannon viene a decir que el libro es una bazofia pero dicho en plan informático :D



2
De: JJ Fecha: 2007-02-09 07:56

Bueno, entretenida está...



3
De: Funci Fecha: 2007-02-09 13:58

¡oye! ¿que pasa con los funcionarios de la junta?



4
De: JJ Fecha: 2007-02-09 16:58

Ná, que parecen desarrolladores de juegos canadienses.



5
De: Jose Fecha: 2007-02-10 08:30

El libro es cierto que es muy raro. Pero también esta muy muy entretenido.
¿Habéis leído Microsiervos?

Yo no y no lo encuentro y tanto oír hablar de el...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.108.158 (4aff6f4831)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • George Windsor en Vuelven los buenos tiempos
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia