Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Reseña de Amaya para La Cuarta Taifa

2007-08-24 13:06 La prueba de que una novela la escribe en gran parte quien la lee es esta reseña de Amaya, de Todas, para la Cuarta Taifa, mi novela, que publiqué ya hace cierto tiempo. Me quedo con esta frase:
Funciona porque, si empiezas a leerla, vas a acabarla

A lo mejor es también porque es cortita; si fuera más larga, serías incapaz. En todo caso, ustedes no tienen porqué quedarse con la frase: lean la reseña, y si pueden, quieren y les apetece, la novela entera.


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/51704

Comentarios

1
De: Fer Fecha: 2007-08-24 16:58

Tendré que pedirla, leerla y juzgar por mi mismo. Te cuento el resultado el próximo año cuando te pases por Dortmund.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 3.91.79.74 (ef37ff14a5)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Se comenta en...

  • Mahi Verma en [Libro #6] Trieste or the meaning of nowhere, de Jan Morris.
  • buyiglikesfast en [Libro #6] Trieste or the meaning of nowhere, de Jan Morris.
  • happy wheels en [Libro #6] Trieste or the meaning of nowhere, de Jan Morris.
  • Avast Customer Support en La importancia del ornitorrinco
  • smartphonepliable en [Libro #28] Los Ángeles, La arquitectura de cuatro ecologías, de Reyner Banham
  • norton.com/setup en La importancia del ornitorrinco
  • muskan Rajput en [Libro #28] Los Ángeles, La arquitectura de cuatro ecologías, de Reyner Banham
  • muskan Rajput en [Libro #26] Mediohombre, de Álber Vázquez
  • Michael en Nuclear si, por supuesto
  • IsaBasu en [Libro #6] Trieste or the meaning of nowhere, de Jan Morris.
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia