Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

e-Afecto, de Jose Juan Cañas

2007-11-16 17:04 La charla de esta mañana, sobre el tema e-Afecto (no lo busquéis en Google), la ha impartido José Juan Cañas. En pocas palabras, se trata de la comprensión y transmisión automática de elementos afectivos, de forma que sea más fácil comprender el comportamiento, las reacciones, o el estado, de una persona que esté al otro lado del ordenador. En los trabajos de José Juan Cañas está la relación entre los estados cognitivos y emocional de los individuos, y está relacionado con la llamada computación afectiva. Que no se trata de que tu Ubuntu te ronronee con placer cuando no estés abusando de su CPU, aunque también, un poco. Como dije hace tiempo, casi que me quedo con la computación hierática.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/53466

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.67.164 (c1c6ee2ffa)
Comentario

Se comenta en...

  • curso manipulador alimentos homologado en [libro #20] Trunk Music, de Michael Connelly
  • Google Adsense en 10 razones (o por ahí) por las que cada vez ganas menos dinero con AdSense
  • Jabon casero en [libro #14] Bad Monkey, de Carl Hiaasen
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia