Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Con la memoria a cuestas

2003-02-14 16:00 Este artículo de Wired menciona la historia de Borges en la que un rey construye un mapa de su reino a escala 1:1 a cuento del hecho de que los discos duros se hacen cada vez más grandes, cada vez uno almacena más cosas en ellos, y cada vez tiene uno menos tiempo para usar o disfrutar de lo que almacena.
El artículo no sólo no menciona que la historia es de Borges (pero no recuerdo el título, sí estoy seguro de que no es la biblioteca de Babel) sino que se equivoca de historia: todos nos estamos convirtiendo en "Funes el Memorioso", recordando todo lo que podemos hasta agotar la capacidad de nuestra memoria, y cuando ya no cabe más en los diferentes discos duros, las cosas van a parar a CDs, a ZIPs. Funes el Memorioso murió a los 19 años, incapaz de soportar el hecho de adquirir nuevos recuerdos; incapaz, también, de distinguir matices, para él, cada recuerdo era único, no era capaz de relacionar una cara triste con la misma cara contenta.
A Funes le hacía falta un buen find y un buen grep. Yo tengo en mi disco duro correos electrónicos desde el año 99; algunos ficheros son de mucho antes; he cambiado de discos duros, de programas de correo, pero siempre he ido llevando lo que tenía en el anterior al siguiente, como el caracol que arrastra su casa. Cuando necesito hacer algo, sólo tengo que buscar el fichero donde hice algo similar; tus propios productos pasados son el mejor tutorial. A veces simplemente modificando un programilla de hace 3 años tienes la solución; a veces, tienes que escribirlo de nuevo, y te das cuenta de lo que has avanzado (o no) desde entonces.
Según vayan aumentando los tamaños de los discos duros, y la cantidad de cosas que almacenamos, acabaremos metiendo nuestra vida entera, de verdad, en ellos: cada película que hayamos visto, cada canción de la que hayamos disfrutado (tengo 3 Gigas de la gloriosa época del Napster), cada libro que leamos... los programas más usados serán los que gestionen fácilmente este conocimiento, y los que sean capaces de adquirirlo de la forma más rápida y eficaz. Los sistemas de ficheros serán además bases de datos, con metadatos referidos al contenido.
Y lo más guay: lo llevaremos encima; un disco duro en un escapulario con conexión WiFi a lo que le pille más cerca. Y con interfaz de voz.
Y usted que lo vea.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/5448

Comentarios

1
De: Akin Fecha: 2003-02-14 22:55

Y el siguiente paso será una interfaz neuronal para poder acceder directamente a todo ese conocimiento...

Lo he leído si, pero no recuerdo el título, era, de eso estoy seguro, ciberpunk.

^_^



2
De: fernand0 Fecha: 2003-02-14 23:26

Pero antes de la interfaz, perder toda esa información en un despiste, o en un robo... recuerde el robo del telefonillo de El Pez.



3
De: JJ Fecha: 2003-02-14 23:35

Johnny Mnemonic, ¿no?
Lo de la interfaz neuronal no es mala idea, pero el problema es como acceder a la información, o como mapear la información ao algo que entienda el cerebro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.164.166 (cb1f140595)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • George Windsor en Vuelven los buenos tiempos
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia