Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

La inmediatez de los eBooks (o, todavía no es demasiado tarde)

2008-02-14 17:27 Lo bueno de los eBooks es que son sensibles al contexto, y que hay uno para cada ocasión. Por ejemplo, hoy mismo tenemos dos: Diez equivocaciones que no hay que cometer tal día como hoy (me parecen pocas, yo si es menos de 55 ni me bajo el libro) y hacks para el día de San Valentín.
Sorprendentemente, otros dos libros del día pueden resultar inesperadamente útiles si te los cargas en tu Papyre o lector de libros similar: un libro sobre el origami, para entretenerte con las servilletas del restaurante mientras viene tu pareja, y una serie de libros médiacos por si cuando tu cita se va te descubres un sarpullido donde antes sólo tenías más que tu rosada epidermis.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/55599

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.19.237 (9a475562ba)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia