Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

La burbuja puntocom tuvo algo bueno

2008-10-31 18:28 La burbuja que se comió al London Eye/The bubble that ate the London Eye (by jmerelo)...que si no hubiera explotado entonces, le habría tocado ahora. Supongo que habrá pasado en otros sectores: cuando se produce una limpieza por alguna razón interna (relacionada con las expectativas irracionales), cuando llega otra crisis el sector está suficientemente saneado como para que no le afecte demasiado.
Eso no quiere decir que esté totalmente a salvo. Y, por supuesto, hablo principalmente de los USA, no de aquí, que tenemos nuestra propia crisis endógena, y gorda. Aunque Google ha perdido un 50% y Amazon casi un 30, no parece que haya un gran peligro de que ninguno de los dos declare la bancarrota.
Etiquetas: , ,

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/60295

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.231.226 (6cf99f7a29)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia