Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #61] La paciencia de la araña, de Andrea Camilleri

2009-12-24 11:20 Primero del lote de cinco libros de crímenes de autores europeos prestado por Mariquilla, es el octavo de la serie de novelas protagonizadas por SalvatoreSalvo Montalbano, un comisario de policía en Sicilia. Y aquí es cuando se te ponen delante de la mente la nube de tags asociada con Sicilia: mafia, mozarella, señoras pechugonas con mandiles y trajes estampados, gente chillando, todo eso. Bueno, pues sí, pero tampoco tanto. El tema principal es la desaparición de una chica, Susanna. Salvatore (Salva para los amigos), convaleciente de un tiro recibido en el libro anterior de la serie, vuelve temporalmente de su convalecencia para echar una mano en la investigación. Por ella pasan el jefe inepto, el ayudante beato del mismo, el subalterno paleto, el político corrupto, la amante con carácter, y en general casi todos los tópicos que cabe esperar de una novela que sigue la dieta mediterránea versión policial.
Pero se hace con sentido del humor, presentando el diálogo interno del protagonista con sorna, y la interacción con el resto de los personajes con una mezcla de sorna y cariño que resulta bastante entrañable.
¿Y el crimen? Bueno, su resolución va avanzando a buen ritmo, se van colocando pistas, algunas sutiles, y se va dejando al lector que vaya reconstruyendo lo que ocurrió. No se hacen trampas, no se sacan conejos de la chistera, así que no se rompe en ningún momento el pacto entre el lector y el escritor, lo que es de agradecer.
Así que a mi me ha gustado, lo he leído en un día, y lo recomiendo. No sé si será el mejor de la serie, ni siquiera para introducirse en la misma, pero está muy bien. Lo podéis adquirir, por ejemplo, en librerías Babel o en vuestra librería en Internet favorita.

Etiquetas: , , ,

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/65456

Comentarios

1
De: Alber Fecha: 2009-12-27 12:14

Suspendido y a septiembre ;-) Montalbano se llama Salvo y no estoy nada seguro de que Salvo provenga de Salvatore. Yo he leído varias novelas de la serie y nunca se hace referencia a "Salvatore".

Por otro lado, yo recomiendo (sin excesivo entusiasmo, pero recomiendo) las novelas de Camilleri. No es nada tramposo, como dices, aunque tiene cierta tendencia a perder foco y a interesarse más por lo tangencial que por la resolución del crimen es sí mismo. Y luego está el hecho de que el poli sea un intelectual de tomo y lomo... No sé, nunca me ha acabado de convencer... Pero vamos, sí, entretiene lo suyo y tiene su cosa.



2
De: JJ Fecha: 2009-12-27 19:10

Um, en algún momento mencionan el nombre de Salvatore. Por eso pensé que Salvo era el diminutivo. No creo que se refirieran a otra persona, pero tendré que buscarlo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 35.175.200.4 (385a88f654)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Se comenta en...

  • Cody en [Libro #18] The underground railroad, de Colson Whitehead
  • casino online en [Libro #21] Money shot, de Christa Faust
  • casino online en [Libro #22] The writing on the wall, the Gunnar Staalesen
  • tarshacurriez en [Libro #29] The Thrilling Adventures Of Lovelace And Babbage, de Sydney Padua
  • tarshacurriez en [Libro #31] Desayuno de campeones, de Kurt Vonnegut
  • tarshacurriez en [Libro #2] The Time Traveller, Smith: Volume 1
  • tarshacurriez en [Libro #15] Attack of the unsinkable rubber ducks, de Chris Brookmyre
  • tarshacurriez en [Libro #17] Cop town, de Karin Slaughter
  • tarshacurriez en [Libro #20] The Lathe of Heaven, de Ursula K. LeGuin
  • ueezys en [Libro #20] The Lathe of Heaven, de Ursula K. LeGuin
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia