Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #31] Equal rites, de Terry Pratchett

2011-08-09 17:13 No he leído nada de Terry Pratchett desde hace algunos años. Ninguno desde que escribo esta Atalaya. Y no sé por qué, porque a PJorge le encanta y además hay tantos libros que tarde o temprano te encuentras con uno.
Yo me he encontrado con éste en las estanterías de mi casa materna, que sirven de registro de overflow a las de mi hermano, verdadero propietario del mismo, según consta en su exlibris. Así que pensé, qué diablos, no tengo más que tres libros empezados, vamos a empezar otro.
Éste libro comienza con un error, como Buenos presagios, uno que cabría esperar que en mundos carentes de ecógrafos (como los de la guerra de las galaxias) sucediera más a menudo: un mago llega a donde va a nacer un bebé con el objetivo de morir y dejarle su vara; este bebé es el octavo retoño de un octavo retoño. Pero da la casualidad de que es una niña, Eskarina, y no un chavalote, lo que nace, y a quien el destino destina (que es lo que hace el destino) a ser maga. Con la ayuda de Esmeralda Weatherwax, una bruja, tratará de conseguirlo, contra Préstamos que se van por el conducto incorrecto, desviaciones del camino recto, y por supuesto la tradición que dicta lo contrario.
Y todo esto en el curioso entorno del Mundo Disco, con la maestría que tiene Terry Pratchett para hablar directamente al lector moderno y mostrarle imágenes sacadas tanto del mundo mágico como de la cultura popular; con un ritmo endiablado, y un entramado literario sólido, continuo, sin capítulos, ni cliffhangers engañosos, sólo pura literatura destilada para goce del lector.
Algún día J. K. Rowling será capaz de escribir así, pero sólo si encuentra el andén 8 3/4 que la lleve a la escuela Hogwarts para escribir decentemente libros de magia.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/70235

Comentarios

1
De: Rafael Merelo Fecha: 2011-08-09 19:03

¿te ha gustado? A mí me gustó, pero el final me dejó un poco frío...



2
De: Anónima Fecha: 2011-08-10 00:49

Bueno, yo ni siquiera me acuerdo de cual es el final, pero si recuerdo que me gustó muchísimo. El humor de Pratchett me encanta y además es que es un libro en el que una puede sentirse muy identificada con el personaje principal :-)

Justo ahora me estoy leyendo Moving Pictures que también me está gustando pero mucho menos. El tema de Holy Wood me resulta menos interesante pero hay que reconocer que el humor de Pratchett sigue ahí. Así que también me está gustando.

¡Abrazos discomundiales! (o algo así)



3
De: Anónima Fecha: 2011-08-10 00:51

Curiosidad cotilla: ¿y cuáles son los otros tres libros empezados?



4
De: JJ Fecha: 2011-08-10 11:59

@Rafa sí, no me ha parecido mal. Me ha parecido, si acaso, que terminaba pronto.
@Anónima: otro es el de fotografía; C que he acabado hoy (y cuya reseña pondré en breve) y finalmente el diario guerrillero del Ché Guevara.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.146.5.196 (f8ef7c9148)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia