Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

El síndrome Bartleby-Sparrow

2011-12-20 08:03
En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.
Espronceda, La canción del pirata.

Bartleby the ScrivenerLucía de Etxebarría ha dejado de escribir por la piratería. No he leído ninguno de sus libros, así que no sé si, como se comenta en Twitter, le ha hecho un favor a la humanidad o por el contrario será una gran pérdida; por decirlo así, un disfrute cesante. Aunque parece que ahora se va a dedicar al teatro o a la literatura infantil, que desde que no hay episodios nuevos de Pocoyó está experimentando una fase de transición, todo eso mientras no descubra el Land Art y se dedique a esculpir su propio busto en lo alto del Moncayo, lo cierto es que pone de relieve que los escritores empiezan a ser conscientes de que su obra va a ser copiada una y otra vez como comentábamos el otro día. Y eso va a hacer (posiblemente) que ganen menos dinero, lo que al parecer es determinante a la hora de elegir la profesión de artista, y no el cariño, como decía Echenique. Y es que, según el generalmente ignorado principio de Bartleby-Big, cualquier trabajo eventualmente se convierte en trabajo, y si no te da la pasta que te esperas, pues te dedicas a otra cosa, o a vivir del cuento, que tampoco es mala vida (aunque esto también, usando el principio de arriba, se acaba por convertir en trabajo.
En todo caso, el síndrome Bartleby es suficientemente bien conocido (y descrito) entre los escritores. Un escritor (o escritora, para los políticamente correctos) es su propio personaje, y sobre él crea aventuras y desventuras que incluyen, en un momento determinado, dejar de publicar, que no de escribir. Porque se sigue escribiendo una vida y creándola cada vez que se abre la boca en público. Ser escritor es como ser boy scout: lo eres siempre, publiques o no, lleves el cuatro bollos o no.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/70945

Comentarios

1
De: enhiro Fecha: 2011-12-20 19:19

Yo lo que creo es que esta chica ha encontrado la forma perfecta de que todo el mundo se entere de que ha publicado algo nuevo. No hace mucho en Julia en la Onda confundía fake con meme, y la gente se lanzó a explicarle lo que era cada cosa, igual de ahí pilló la idea ;-).



2
De: JJ Fecha: 2011-12-21 07:07

Sí, pillar ideas parece que sí se le da bien.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.37.123 (9c890687f8)
Comentario

Se comenta en...

  • Depilación casera en [libro #15] Europe in Autumn, de Dave Hutchinson
  • Jabones Artesanales en [libro #14] Bad Monkey, de Carl Hiaasen
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia