Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Hecha para compartir

2012-01-21 09:07 El reciente cierre de Megaupload por orden, nada menos, que del FBI y el hecho de que ayer el último episodio de cierta serie americana siguiera teniendo varias decenas de miles de fuentes en BitTorrent sólo pone de relieve que es imposible evitar que la gente se descargue contenidos.
Large copyright sign made of jigsaw puzzle piecesY es imposible porque la Internet está hecha precisamente para eso, para intercambiar ficheros digitales. Ni siquiera estoy hablando de la web, sino de la Internet en sí. Hace 20 años se intercambiaban ficheros codificándolos en múltiples mensajes de USENET. Por lo que sé, todavía se sigue haciendo. Los ficheros se descargaban de servidores finlandeses usando FTP, o se enviaban codificados en múltiples mensajes de correo electrónico que se decodificaban en el destino. Y estamos hablando de épocas en las que los módems eran de 2400 baudios. En la época de Napster, que sólo permitía intercambiar ficheros con la extensión .mp3, había múltiples e ingeniosas maneras de codificar dentro de un fichero .mp3 lo que, generalmente, era porno. Que era, por cierto, lo que también se descargaba de Usenet y FTP. Ello nos puede llevar a la conclusión de que la Internet es, en realidad, un elaborado mecanismo para que desde los búnkers de la administración americana tras la guerra nuclear puedan seguir descargándose porno (lo he oído en algún sitio, pero lo siento, no lo encuentro ahora mismo), pero también a que es imposible impedir el intercambio de ficheros.
Si el intercambio de ficheros en abierto falla, se puede recurrir al cifrado (incluyendo esteganografía) y al enrutado anónimo. El único límite es el ancho de banda del que, pese a que los ADSLs llevan un tiempo estancados, hay a patadas.
Pero es que la Internet es solamente una unión de muchas redes. Si mañana mismo la cerraran por mantenimiento (o para pasar a IPv6), redes neutras o eventos con intranet propia podían proporcionarte tu dosis de temporadas completas de series americanas subtituladas.
Son, efectivamente, tiempos difíciles para el derecho de copia. Pero para la protección del derecho de los autores.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/71135

Comentarios

1
De: acanas Fecha: 2012-01-21 13:03

La última frase "Pero para la protección del derecho de los autores." parece cortada.



2
De: JJ Fecha: 2012-01-21 18:13

No, quiero decir que es difícil proteger los derechos de autor.



3
De: Senior citizen Fecha: 2012-01-24 09:25

Yo he usado Megaupload para enviar un vídeo hecho por mí con mi propia cámara y he recibido otro de las mismas características por el mismo camino. Si pago a una operadora un servicio de transporte semejante al que podría usar si lo hubiera grabado en un CD y enviado por correo, ¿por qué me lo impiden?



4
De: JJ Fecha: 2012-01-24 13:05

No te lo impiden a ti personalmente, cierran una empresa que ha realizado (al parecer) actividades delictivas.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.58.62 (2f19ac58b0)
Comentario

Se comenta en...

  • curso manipulador alimentos homologado en [libro #20] Trunk Music, de Michael Connelly
  • Google Adsense en 10 razones (o por ahí) por las que cada vez ganas menos dinero con AdSense
  • Jabon casero en [libro #14] Bad Monkey, de Carl Hiaasen
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia