Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #31] Boundaries Limits and Space, de Shaunt Basmajian

2012-08-24 14:13 Rebuscando por UbuWeb me he encontrado este ejemplo de poesía visual de los años 70 que se lee, o se mira, o se deglute, en un ratico. Es un precioso ejemplo de como usar el medio, la máquina de escribir, no sólo para hacer palabras sino también para componerlas visualmente usando tachados, superpuestos, composición, y todo tipo de curiosos efectos; al final, se crea un nuevo lenguaje en el que los símbolos y su posición adquieren significado y producen un efecto que es cómico... Curiosamente, cuarenta años después las interrogaciones y admiraciones se usan mucho más qeu antes, y este buen señor está totalmente olvidado. Definitivamente, merece la pena echarle un vistazo, tu whatsapping no volverá a ser el mismo.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/72302

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.114.202 (ecdc0fb312)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Se comenta en...

  • jimmy en El navegador como sistema operativo II: Google contra Microsoft
  • Adam Schule en Harry Potter y los curiosos encantamientos
  • jimmy en Curso de Arquitectura de la Información en Granada
  • Joy en [Libro #5] Sorry to disrupt the peace, de Patty Yumi Cottrell
  • Independent Delhi Escorts en [Libro #28] Los Ángeles, La arquitectura de cuatro ecologías, de Reyner Banham
  • Independent Delhi Escorts en Redes sociales en Baeza y Úbeda
  • seoexpert en La internet invisible
  • seoexpert en La internet invisible
  • mmssw en La internet invisible
  • eliza en [Libro #27] Sharp Objects, de Gillian Flynn
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia