Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Cómic #7] Doscientos disfraces gilipoyas, de JAB

2013-07-20 19:22 Este libro, que puedes comprar en una de cuatro versiones de portada diferentes, es una antología antológica de disgraces de el rapaz con ansias volátiles más famoso del universo. JAB apela a nuestro espíritu friqui y a esa infancia desperdiciada viendo dibujos animados incluyendo a Maguila Gorila, Heidi, Mazinger Z y tantos personajes de barbilla exagerada y dientes en guerrilla como tal protagonista luce en sus múltiples vuelos.
La versión que yo me he comprado lleva a Goku, no sé por qué, porque nunca me gustó la Bola de Dragón dichosa ni le vi sentido al título. ¿Una bola hecha de dragón? Anda ya... Rechacé al Naranjito para no ser demasiado carroza y definitivamente tenía que haberme quedado con el Mister T. Pero ya me lo ha dedicado, así que es demasiado tarde.
En resumen. Que os lo compréis, leñe. Que sale también Tinky Winky.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/73594

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.233.48 (819f7a3920)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Se comenta en...

  • lapita hotel dubai en La internet invisible
  • booklet printing en La internet invisible
  • mrycogwls en La internet invisible
  • kite en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • kiyahi en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • Term Paper Writing en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • kiyahi en La internet invisible
  • kiyahi en La internet invisible
  • جستجوی وکیل en La internet invisible
  • قیمت طراحی سایت en La internet invisible
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia