Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Esos días 4] El femenino de lo corriente [Relato]

2013-08-04 21:04 El pitido de mi móvil me avisaba perentoriamente de la escasez de jugo que le quedaba. Recorrí cajones, estanterías, mochilas, bolsas, la cocina, la bolsa del reciclaje buscando el cargador hasta que lo encontré en el sitio más obvio: el cajón de los cubiertos.
Pero en ese momento empezó el segundo peregrinaje. El enchufe más cercano cargaba un cepillo de dientes. En el pasillo tropecé con un Blackberry rastrera que se cargaba enchufada al que allí se encontraba. Traté subrepticiamente de desenchufar la tele pero tal acción fue recibida por todo tipo de improperios y apelaciones a Bob Esponja. En los otros dos enchufes de la misma sala se cargaba un Kindle y un Samsung.
El del cuarto de baño estaba ocupado por un cortapatillas, y en cada uno de los tres dormitorios se encontraba, a saber, un iPod, una Nintendo DS y un iPad.
¡No! Todos los enchufes ocupados. Sólo me quedaba el segundo cuarto de baño donde, encima del bidet, un portátil cargaba sus baterías. Ya la pantalla de mi móvil perdía brillo y de un momento a otro sonaría el fúnebre tañido del segundo aviso de apagado inminente.
-¡Se ha acabado! - Grité. - ¡Esto no puede seguir así! Cada cual que coja su aparato y juguemos al juego de los enchufes musicales.
Los niños gritaron de placer y los mayores simplemente gritaron. Se escogió el chisme con más carga y se puso Gangnam style. Al grito de "Oppa" todo el mundo debía enchufar su chisme al enchufe más cercano.
Se acallaron las protestas y comenzó a sonar. Algunos hicieron el caballito, pero sólo cuando estaban lejos de un enchufe. En puertas y pasillos chocaban las gentes pero cuando sonaba el Oppa todos corrían, se deslizaban y saltaban hasta el enchufe más cercano.
Sonó, sin embargo, el último Oppa a la vez que el pitido de aviso final. Eso me despistó y me hizo perder el enchufe del pasillo frente a mi sobrino, que se escurrió entre mis piernas para enchufar su PSP.
Por eso quiero que entienda, señor policía, por qué desenchufé el tiovivo del centro comercial ante el llanto de los padres y el enfado generalizado de sus niños y nietos. Usted en mi lugar, ¿no habría hecho lo mismo?

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/73626

Comentarios

1
De: Rafael Merelo Fecha: 2013-08-08 15:06

No sé si colará, el policía te dirá "¿Sabe usted que existen las bases? Sí, ese cacharrito con varios enchufes..."



2
De: JJ Fecha: 2013-08-08 17:51

Cualquier enchufe será rápidamente ocupado por sendo aparato para cargar... Muchos son los aparatos, pocos los enchufes _y_ las bases.



3
De: Rafael Merelo Fecha: 2013-08-08 18:17

Mira, un nuevo negocio para la playa: "vendo bases nuevesitas, caben tos sus enshufes..."



4
De: JJ Fecha: 2013-08-08 18:44

"Las bases, los trípodes, los alargadoooooores, los ladrones"



5
De: Anónima Fecha: 2013-08-09 11:16

:) :)

"horror vacui, o el horro al vacío de las tomas/bases de enchufe"

"AYBABTO: all your bases are belong to others"

"AYSABTU: all your sockets are belong to us"



6
De: JJ Fecha: 2013-08-10 00:52

Me quedo AYBABTO, que suena además a interjección.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.144.21.195 (415b80c958)
Comentario

Se comenta en...

  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • Consultant en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • uali20 en La internet invisible
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia