Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Publicado Tsalakkayn, el aventurero espacial

2013-12-28 10:09 Un género que todavía no había tocado (mucho), la space opera, está presente en esta historia de amores, guerras, clones y láseres en el agreste sector V llamada Tsalakkayn el aventurero espacial.
Cuando apenas había salido de la vaina procreativa, Tsalakkayn tuvo que lanzarse a las pistas autorrodantes a conseguir proteínas que echarse a la boca. Cayó en manos de un ascendiente XY al 25%, y de él aprendió que en la vida había que estar firme, firme siempre. Así, a través de guerras, múltiples pasos por los portales hiperespaciales y luchas sin fin, fue camino de la gloria. Y hasta aquí puedo leer.
También está disponible en Amazon.com y otras tiendas del ramo.
Actualización: y esto sucede el 28 de febrero, día de los inocentes. Un howto para quien esté interesado

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/74167

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 3.84.182.112 (751df858f3)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Se comenta en...

  • chat sexo en vivo en Los 100 de Atalaya 2006, v 1.0
  • prostate massage london en [Libro #12] Fermant's last theorem, de Simon Singh
  • Zifra en [Libro #12] Fermant's last theorem, de Simon Singh
  • seomaster en [Libro #26] Pan, educación y libertad de Petros Markaris
  • Quickbooks support en Curso virtual de Perl
  • Quickbooks support en La masonería ya no es lo que era
  • Quickbooks support en Blogolución-COMO
  • Quickbooks support en Spamrelatos VII
  • Quickbooks support en Mi googlewhack
  • Quickbooks support en [Libro #33] Pájaro a pájaro, de Anne Lamott
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia