Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #25] Sick puppy, de Cark Hiaasen

2018-09-16 18:08 A veces merece la pena leerse dos libros de un autor de un tirón. Con la trama, la estructura y los recursos frescos, puedes apreciar mejor qué es lo que hace a un autor un artesano o un artista y qué muletas usa para engañar al lector y que, eventualmente, disfrute de la lectura. Ya dije ahí que merece la pena leer a Hiaasen. Así que sigo leyéndolo, para reafirmarme en la hipótesis o bien acabar, como con Harlan Coben, diciendo "prueba superada" e ir a otra cosa.
Este libro, para empezar, se desarrolla también en el sur de Florida, con políticos corruptos, policías incompetentes, lobbystas guarros, y gente que tiene perversiones que los sitúan un poco lejos de la media y de tres o cuatro desviaciones típicas. Palmer Stoat es el tal lobbysta, aficionado a los puros, a la caza mayor y a tirar cosas por la ventana del coche ensuciando por doquier. Twilly Spree es una persona que no puede aguantar ese tipo de comportamiento y cada vez que ocurre, le da una lección a la persona que lo hace, lecciones que no van a olvidar.
A Palmer lo contratan para que se construya un puente que permita llevar material de construcción a una isla, la Isla de los Sapos, poblada por ese tipo de animalitos. Y Twilly, por una serie de circunstancias que implican al perro Boodle (el cachorro enfermo del que habla el título) y a la esposa de Palmer, decide tratar de impedírselo.
Pero también quieren tratar de que impida ese impedimento Dick Artemus, el gobernador, que alista al antiguo gobernador retirado por razones personales, donde las razones personales incluyen estar hasta las narices de todo, y que va vestido con un gorro de ducha y una bandera ajedrezada de una carrera, y el ex-mafioso que ha decidido construir en la isla de los Sapos.
Alrededor de esto giran una serie de personajes que, salvo Boodle y Skink, el antiguo gobernador, resultan francamente antipáticos. El pintoresquismo de los personajes y sus historias personales son la marca de fábrica de Hiaasen; en este caso, a veces parece que va más allá de lo estrictamente necesario y hacen que el libro pese bastante más que las otras novelas que tengo de él.
¿Se descubre la fórmula del autor? El problema con descubrir la fórmula no es tanto que uno cante victoria y se percate del mecanismo, sino que cuando te metes en una escena sabes cómo se va a resolver. El final y muchas de las escenas intermedias son totalmente esperables, con la pistola de Chejov echando humo y no sólo eso, apareciendo de forma regular y bastante reconocible. Aunque algunas de las pistolas, la verdad, tienen gracia.
Eso es lo que salva a Hiaasen, que hace que merezca la pena seguirlo leyendo, aunque de las tres que he leído es la que menos me ha gustado. Te lo compres o no por 3$ en una librería de segunda mano, que son las mejores.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/77569

Comentarios

1
De: free online chat rooms Fecha: 2018-09-23 15:43

coool



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.83.123 (d0c4c2abfb)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Se comenta en...

  • hack twitter en Harry Potter y los curiosos encantamientos
  • seo tools pedia en [Libro #22] The Fifth Season, de N. K. Jemisin
  • free online chat rooms en [Libro #25] Sick puppy, de Cark Hiaasen
  • Zack Smith en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • Zack Smith en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • massage en Redes sociales en Baeza y Úbeda
  • hostmaster coupons en Harry Potter y los curiosos encantamientos
  • rica en La internet invisible
  • Reasons And Treatment Of Pain On Teeth en La internet invisible
  • Remove S.ytimg.com Virus en La internet invisible
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia