Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

Ecología de las palabras

2003-07-19 00:16
Hace algunos días leí este artículo en el sitio web de la BBC y me referí a él un par de veces en mi bitácora en bárbaro (a ver si le echo un capote, que la pobre no levanta cabeza). Me recordó un viaje en autobús, hace unos veinte años, de Churriana de la Vega a Granada, donde un conocido y yo hablábamos de GOTOs y subrutinas y pixels, y RAM y megahercios (pocos), y una chica que iba a nuestro lado comentó, según llegábamos a lo bajo del Camino de Ronda "caray, no me he enterado de nada desde que salí".
La conclusión es que la jerga informática tiene ya cierta edad, y que si a estas alturas alguien no sabe lo que es un megahercio, ya le vale... pero también que la jerga, o technobable para los entendidos, es algo antiguo.
Sin embargo, como decía en la historia anterior, las palabras, junto con los objetos que designan, forman una ecología. Una persona normal es capaz de usar solo unas 1000 palabras, más o menos, supongo que sin incluir nombres propios y apellidos. Y por esos huequecitos dentro de una neurona (o más bien, almacenados de forma distribuida, antes de que me pegue Ctugha y/o Algernon) están luchando muchos cientos de miles de palabras diferentes; el problema es que, aunque el número de palabras que se usan habitualmente es el mismo, el número de cosas que se usan en la vida cotidiana aumenta.
Aumentan, por ejemplo, los nombres que se manejan. En este artículo sobre tendencias a largo plazo de los nombres que le dan a la gente en el Reino Unido se muestra la disminución paulatina del porcentaje de gente que usa los 3 nombres más populares (de más del 20% en 1800, a menos del 5% en la actualidad). Lo mismo sucede en todos los paises: se tiende hacia la máxima aleatoriedad, porque en cada país, en cada casa, hay múltiples influencias culturales, causadas, sobre todo, por la prosperidad económica (al menos, donde hay prosperidad económica).
Todo esto se puede atribuir a la sobrecarga de información, es decir, cada uno recibe tanta información, que tiene más donde elegir: más palabras, más nombre... pero mi hipótesis es que la cantidad de información que una persona es capaz de absorber es más o menos constante (como ya dije (y se discutió) hace tiempo), salvo que, claro está, si vive más tiempo al final acaba recibiendo más (lo cual no quiere decir que la almacene), por lo tanto, la diversidad proviene no de lo percibido, sino de que lo que cada uno percibe es muy diferente. Es decir, si eres de ciudad y ves telenovelas acabarás llamando a tu hija Vanessa Jenniffer, pero si eres de pueblo, lo llamarás Tomás, como su abuelo.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://atalaya.blogalia.com//trackbacks/9946

Comentarios

1
De: Ctugha Fecha: 2003-07-19 01:08

Sobre las palabras empleadas, 1000 me imagino que serán las que se usan con más frecuencia (digamos que a lo largo de un par de semanas), porque las que las personas son capaces de reconocer creo que rondan los casi 10 000.



2
De: JJ Fecha: 2003-07-19 01:22

Si, creo que si. Los grandes escritores pueden llegar a usar hasta veinte o treinta mil, creo.



3
De: Jaio la espía Fecha: 2003-07-19 08:49

JJ estoy totalmente de acuerdo contigo en que el "saber" ocupa lugar, aunque ya me enredaría yo en una discusión sobre si lo que verdaderamente es ilimitado son los "inputs" o las infinitas combinaciones que se pueden hacer con los "inputs"

No obstante, lo que me ha encantado es tu otro escrito, el del Karma. Deberías traspasarlos aquí.



4
De: JJ Fecha: 2003-07-19 16:34

Gracias... si, la verdad es que tiene relevancia, pero bueno, ya esta alli y todo el mundo puede leerlo. Y en cuanto a lo que dices de los inputs, yo creo que a efectos practicos es lo mismo.



5
De: Bibliotecario desordenado Fecha: 2003-07-20 00:43

Buenas,
Technobable es lo que hablan los informáticos asturianos? ;-)))



6
De: JJ Fecha: 2003-07-20 00:45

:-D que bueno...
tecnubable, mas bien...



7
De: Nayota Himilce Wang-mu (a.k.a The Blogalite Oracle) Fecha: 2003-07-27 20:03

JJ, aclara que la chica era tonta, rubia y modelo, que hay que perpetuar los prejuicios sobre la ineptitud intelectual y científico-técnica de las mujeres...

¿Si la anécdota hubiera ocurrido con un varón, te habrías referido a él como 'chico'?

¿No hubiera sido más productivo explicarle el significado de esos vocablos, pedirle permiso para hablar de una materia que ella no domina o cambiar de tema de conversación si no era de su interés?


"Es que las mujeres no sirven para utilizar el espectrogoniómetro" -oído a un profesor en cierta Facultad de Ciencias *cof, cof*



8
De: JJ Fecha: 2003-07-27 20:29

Lo cierto es que creo recordar que era peluquera, y yo tampoco me enteraba de nada de lo que decia cuando hablaba de su tema... y no soy rubio, ni modelo.
Ah, y estabamos juntos en el autobus de casualidad, como suele suceder en los autobuses, no la conocia de nada, ni creo que la volviera a ver. La anecdota fue asi, o al menos asi la recuerdo.
La anecdota es lo de menos, en todo caso.



9
De: El Oráculo Fecha: 2003-07-27 22:32

Quizás he sido excesivamente mordaz en el comentario anterior, como he comentado en "Mal Café"



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.211.225.175 (235f974540)
Comentario

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • tpeliculas en [Libro #31] Crimen contra reloj, de Frank Launder y Sidney Gilliat
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Anónima en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • tripu en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • fernand0 en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • josemaria en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • armando en Las olas van y vienen
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia